Identifica tus gastos hormiga y elimínalos con estas recomendaciones

Es importante saber que eliminar los gastos hormiga no implica privarse de toda compra y en todo momento, sino que requiere más bien de un profundo análisis, a través del cual sean descubiertos los gastos innecesarios.

182

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios y Servicios Financieros (Condusef), define los gastos hormiga como estos pequeños gastos cotidianos que regularmente no se toman en cuenta, pues se hacen con el cambio que “sobra”. No obstante, estas insignificantes compras sí representan una cantidad importante que después de unos días suman una pérdida.

Estos gastos pueden ser diferentes para cada persona, aunque comúnmente pueden estar destinados a café, snacks, postres, dulces, cigarros, entre otras pequeñas y fugaces cosas. Y aunque algunas de ellas pueden resultar realmente imprescindibles, lo cierto es que cuando se identifican, son sencillas de evitar.

En este contexto, el sitio Trucos de Familia sugiere una serie de prácticas para eliminar los gastos hormiga, pues su ahorro puede ser bastante útil para cubrir otras necesidades.

Identifícalos

El primer paso para eliminar estos pequeños gastos, es identificarlos, anotarlos y contabilizarlos. Lo ideal es reflexionar a cerca de productos que se adquieren de forma habitual, ya sea el té de las mañanas, el chocolate para el postre o la botella de agua para después de la rutina de ejercicio. Al identificarlos, será más sencillo ider estrategias para evitarlos.

Decide y actúa

De entre los gastos hormiga identificados, piensa ¿de cuáles puedo prescindir?, meditando cuáles son realmente necesarios. Por ejemplo, el té de las mañanas que regularmente se adquiere en una cafetería, puede eliminarse si se prepara desde casa y se lleva a la oficina o la escuela en un termo.

Por otro lado, el postre puede volverse parte de la lista del super, es decir, puedes comprar un paquete de chocolates o semillas que dure largos periodos. Siendo así, podrá ser considerado como uno de los gastos mensuales o quincenales. Mientras tanto, el tema de la botella de agua puede erradicarse fácilmente, pues puedes evitar la compra de una botella diaria si también se transporta desde casa.

Disfruta

Los gastos hormiga han desaparecido y sólo queda disfrutar del ahorro que ello representa. Tal vez puede invertirse en un viaje o en un nuevo negocio; o bien, puede servir para pagar esa deuda pendiente.

Es importante saber que, tal como lo refiere Entrepreneur, eliminar los gastos hormiga no implica privarse de toda compra y en todo momento, sino que requiere más bien de un profundo análisis, a través del cual sean descubiertos los gastos innecesarios que además podrían cubrir una necesidad de otra manera.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL