• De acuerdo con datos del Nielsen, tan sólo del 5 al 11 de abril el consumo de bebidas alcohólicas en México se disparó un 63 por ciento.

  • El consumo de alcohol puro per cápita anual del 2007 al 2016 en México pasó de 5.1 a 4.4 litros, según datos de la OCDE.

  • Para el 2018, el 26.3 por ciento de los mexicanos admitieron consumir bebidas alcohólicas al menos una vez por semana, según datos de Statista.

Aunque en contrastes con países como República Checa, el consumo de bebidas alcohólicas en México es moderado, lo cierto es que forman parte de los hábitos de alimentación de las personas. Tan sólo para el 2018, de acuerdo con datos de Statista, se estima que el 26.3 por ciento de las personas bebían este tipo de tragos una vez por semana. Mientras que del 2006 al 2016 el consumo anual de alcohol puro pasó de 5.1 a 4.4 litros anuales en promedio. Sin embargo, es importante mencionar que éste se disparó a causa del coronavirus.

De acuerdo con datos de Nielsen, tan sólo del 5 al 11 de abril el consumo de alcohol en México se disparó un 63 por ciento, al compararlo con el mismo lapso del año anterior. Dicho incremento se debió en parte a medidas mucho más estrictas para mantener la cuarentena implementada con la finalidad de detener los casos por coronavirus COVID19 en el país, pero también se dio después de que las empresas cerveceras como Heineken/CM y Grupo Modelo (que forma parte de AB InBev) anunciaron que detendría su producción y distribución en el país.

Sin embargo, el consumo de alcohol en México no se dio con la misma intensidad para todas las bebidas en el país. Por ejemplo, la cerveza pasó a ser el segundo artículo más comprado en los supermercados, con un crecimientos en ventas de un 83 por ciento, tan sólo por debajo de la leche. A este producto le siguieron también los vinos (82 por ciento), vodka (76 por ciento), brandy (44 por ciento), Whisky (24 por ciento) y tequila (5 por ciento).

De hecho, ante la posible correlación entre el consumo de alcohol y el aumento en la cantidad de carpetas de investigación relacionadas con el maltrato intrafamiliar, algunas delegaciones en Ciudad de México, como es el caso de Gustavo A. Madero y Xochimilco han comenzado a implementar ley seca.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL