¿Los consumidores tienen las mismas preferencias que hace dos décadas? Obvio no. Bueno, existe algo por lo que aún siguen pagando los consumidores: la calidad.

Pero, ¿también cuenta para los consumidores digitales? Por supuesto. De acuerdo con un estudio realizado por el Observatorio del Shopper Experiencie (OSE) de in-Store Media México, 7 de cada 10 consumidores indicaron que la calidad no debe variar su se compra en una tienda física u online.

En efecto, la experiencia omnicanal debe estar presente para que los consumidores opten por realizar compras en una determinada plataforma. Por tal motivo, se debe proporcionar a los consumidores una experiencia de compra adaptada a sus necesidades, es decir, que sus compras las pueda realizar a través de la tienda física, una aplicación o la web.

De tal manera que hoy en día es más importante establecer y fortalecer relaciones con los consumidores, sin embargo factores como la calidad sigue siendo relevante para el consumidor. De acuerdo con un informe de Reqtest, la calidad funciona como un beneficio a largo plazo para los consumidores. Por tanto, el gasto en herramientas, métodos y procesos utilizados para la producción de un servicio o producto deben verse como una inversión para mejorar la calidad.

Al final, las compañías deben fortalecer y mejorar su capacidad y procesos para poder ofrecer los requisitos que el consumidor espera y desea. En tiendas en línea, aún más. Por eso, la alta dirección de un e-tailer debe asegurar su calidad manteniendo una mejora continua en sus procesos operativos para cumplir con los objetivos de calidad y de satisfacción al cliente.

Cabe señalar que hoy en día los consumidores ven a las redes sociales como una de las principales referencias para decidir sus compras en línea. Así que para mejorar las oportunidades de compra a través de este canal se debe impulsar una estrategia digital.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL