Actualmente los consumidores están más informados. Conocen mejor las distintas ofertas que ofrecen las marcas en una comunidad, ciudad o incluso país. Al paso que, se han desarrollado varias estrategias para llevar un determinado producto a un consumidor.

En Estados Unidos, por ejemplo, un informe de comScore señala que los consumidores han preferido realizar sus compras a través de diferentes métodos. Según la firma, una de las prácticas más frecuentes es buscar en línea y comprar en línea, seguido de buscar en la tienda y comprar en la tienda (física). Sin embargo, una práctica que ha crecido notablemente es buscar en línea y comprar en la tienda (física).

Esto se conoce como webrooming. El acto de buscar los productos en línea para posteriormente acudir a una tienda física, hacer una evaluación final y realizar la compra.

En México, sucede algo similar. Recientes investigaciones dicen que las compras de los mexicanos se encuentran influenciadas por Internet, ya que las marcas tienen la oportunidad de dirigir una mayor cantidad de mensajes que incentivan la compra de sus productos. Influendo así, en las decisiones de compra de los consumidores. Por ejemplo, a través de redes sociales como Twitter, Facebook, Instagram, entre otras.

Sin embargo, ¿qué se puede hacer para que cada proceso que se haga sea con la mayor calidad posible? Más allá de cualquier giro comercial que tenga un retailer. A continuación, te damos 3 claves.

Rapidez

Durante la implementación de un servicio se requiere: rapidez. Sin embargo, se debe mantener el mismo nivel de calidad. De esta manera cualquier cliente se sentirá satisfecho.

Instalaciones

Las instalaciones son otro factor importante que influyen en la calidad de un servicio. Por ejemplo, ¿qué sería de un Starbucks sin un buen mobiliario? ¿Qué sería un Vips sin ese ambiente que lo caracteriza? En fin, no olvides que la distribución del mobiliario dentro de un retailer es fundamental, ya que condiciona la compra del shopper.

Atención al cliente

¿Te imaginas un buen servicio con una mala atención por parte del personal? No, verdad. Por tanto, una buena atención contempla los siguientes puntos:

  • Escuchar activamente.
  • Crear una buena primera impresión.
  • Estar disponible.
  • Solucionar las dudas del consumidor.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL