La Cabaña Alegre

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Hace unos meses atrás durante un viaje a Morelia y alrededores, conocí un restaurante que me cautivó por su ingeniosa estrategia de marketing.

Hace unos meses atrás durante un viaje a Morelia y alrededores, conocí un restaurante que me cautivó por su ingeniosa estrategia de marketing.

Más artículos de Arturo González:
Portavoces sin sueldo
El servicio social: el BTL de las universidades

Había guardado el tema con sigilo porque desde hace más de un año me dedico a asesorar empresas turísticas, no quería que mi opinión estuviera nutrida de lo que hago, en lugar de lo que viví aquella vez.

Desde el punto de vista del comensal la experiencia debe ser muy grata, tanto así que el lugar esta pensado para que los papás se diviertan, mientras los niños lo hacen a la par, cuando supe que ahí comeríamos pensaba erróneamente que sería el típico intento de McDonald’s versión mexicanizada, donde niños te gritan en el oído mientras tienes que auto-servirte todos tus deseos, sin verlos muy satisfechos en cuanto a sabor, tamaño y precio, ¿qué clase de “felicidad” es esa?

Cuenta la leyenda que había un toro, el cual no sabía a que dedicarse, vio una marcha en la que llevaban pancartas, leyó: únete a la marcha “guey”, se adjunto, lo vistieron de vaquita, le colocaron pestañas, ubres, le pintaron la boca y le pusieron reboso. La pancarta en realidad decía: únete a la marcha gay.

Para mi fortuna y la de mis acompañantes, la experiencia fue placentera, no en cuanto a la tardanza en la espera de alimentos, pero bueno, me parece idóneo que exista un detalle para que sepan que el artículo no es una nota pagada.

El desarrollo del branding táctico, requiere de mucha creatividad, pero también de operatividad, la marca no puede quedarse idealizada en los manuales de identidad, en la publicidad o en el book de venta como franquicia. Hacer branding es crear una experiencia que relacione los atributos de la firma de una forma interactiva y agradable, es por ello que hacer branding es en gran parte hacer BTL.

La Cabaña Alegre soporta su estrategia en ser un centro de entretenimiento que incluye la posibilidad de comer. Los restaurantes en su afán de encontrar novedad que ofrecer, olvidan que su filosofía empresarial debe pretender saciar las necesidades de un segmento especifico y no las necesidades individuales del dueño.

En el negocio que cito me pareció brillante lo siguiente:

Menú.- Alberga la historia que relaté párrafos atrás, los platillos se describen con ingenio y sarcasmo. La comida es mexicana con el especial acento michoacano.

Baños.- Tanto el baño de hombres como el de damas, son un par de armarios, así que al concluir la faena los acompañantes hacen mofa de que se acaba de salir de closet.

Área de juegos.- Casitas, juegos infantiles, una pequeña kermes y una gran explanada empastada hacen del lugar el espacio perfecto para que los niños jueguen a sus anchas.

Súper meseros.- Te atienden vestidos de súper héroes y otros personajes, han sido creados por la empresa, mientras los papás se ríen de Súper Chile, los niños quieren fotos. Que genial atender al mismo tiempo a dos segmentos que van tan contrarios en intereses.

Con los años son menos cosas las que nos sorprenden, ojalá tuviéramos la inocencia de los niños que con la imaginación trabajan para tener emociones mayores. La Cabaña Alegre entabla un vínculo que solamente puede ser BTL, pues investigó las preferencias de su público para tener temas de que hablar durante su estancia, las empresas olvidan que además de buscar ser lucrativas, deben dejar de tratar a las personan como signos de pesos y comenzar por atendernos como personas.

Como dijera Ritz Carlton, la misión del ramo turístico debe resumirse en: damas y caballeros sirviendo a damas y caballeros.

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.