El punto de venta es una de las zonas con grandes cantidades de estímulos por parte de las marcas. Es decir, un consumidor cuando ingresa a un establecimiento se encuentra en constante análisis de su entorno, y esto se vuelve un reto para atraer su atención hacia un determinado punto.

Esto obliga las marcas a buscar estrategias o materiales que les permitan entregar de la mejor manera posible el mensaje que tienen para potenciales clientes. Además, está claro que en la búsqueda de llamar la atención del consumidor son muchas las variables que influyen en este objetivo.

Según expertos, actualmente existe una mayor presión por las marcas para tener la atención al consumidor, debido a que cada vez se integran más canales de comunicación, en los cuales las marcas de formas aún más complejas acceden a la mente del consumidor.

Las técnicas de neuromarketing son novedosas formas de entregar mensajes al consumidor. Básicamente, se analizan las preferencias un segmento de mercado para desarrollar estrategias de marketing con un impacto positivo y memorable. De acuerdo con Marketing Schools, a diferencia de las campañas tradicionales, la utilización de estímulos sensoriales permiten desarrollar campañas más sólidas y duraderas en cuanto al engagement de la marca con el consumidor.

También la tecnología está jugando un papel importante para romper la barrera del anaquel e impactar aún más al consumidor. Por ejemplo, hoy en día están incorporando gadgets a los anaqueles para mostrar anuncios digitales, con los cuales se muestran mensajes mejor segmentados, con la finalidad de que el consumidor detecte con mayor rapidez una promoción o un nuevo producto durante su recorrido en el punto de venta.

El punto de venta seguirá haciendo imprescindible para conectar con el consumidor, sin embargo, la entrega de información (promocional) de manera novedosa es un nuevo reto de las marcas.

 

El costo de la atención

De acuerdo con un reporte de Harvard Business School, obtener la atención del consumidor siempre tiene un precio, y reducir los gastos se puede lograr mediante la adopción de estrategias de comunicación que aumenten el valor de la atención del consumidor. Por tanto, los estrategas de marketing deben lograr detectar los mejores medios para lograr este objetivo.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL