Cuando en las tiendas las cajeras piden donar o redondear para poder ayudar a fundaciones, los resultados no son exactamente los esperados en parte porque los usuarios no saben a ciencia cierta a dónde se va ese dinero o qué se hizo con él.

A sabiendas de ello, el Banco de Santa Fe desarrolló una campaña de Social Marketing que revolucionó el concepto de la donación y animó a sus clientes a donar por convicción propia, sin que se sintieran comprometidos.

La idea comenzó con una investigación. La institución encontró que hay más de 35 millones de personas en el mundo que padecen Alzheimer, y que sólo en Argentina el 10% de las personas recibe un tratamiento adecuado para esta enfermedad, de modo que el 90% restante no cuenta con uno.

Así que a través de una activación interactiva el banco hizo creer a los usuarios que se disponían a sacar dinero del cajero que su NIP era incorrecto. Después de algunos intentos, aparecía en la pantalla que eso es justamente por lo que pasan las personas con Alzheimer, e inmediatamente se muestran datos duros de la enfermedad, así como una invitación a donar para poder ayudar a esta gente.

Al final, no sólo se obtuvo la donación voluntaria, sino una sonrisa de los usuarios, pues la activación concluye con un mensaje de aliento, diciéndole a la gente que su NIP sí es correcto.

Mira el video:

Advertising Agency: Dhélet Y&R Latam, Argentina

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL