• Al menos una tienda de Walmart y una de Bodega Aurrera han sido clausuradas en Michoacán por incumplimiento de medidas sanitarias.

  • Las ventas de Walmart crecieron 3.9 por ciento, hasta 29 mil 766 millones de dólares a nivel internacional.

  • Según eMarketer, para 2023, se proyecta que las ventas minoristas globales asciendan a 29.8 mil millones de dólares.

Los supermercados se convirtieron en el mejor aliado de los consumidores durante la pandemia. Cuando la escasez llegó a las tiendas por compras de pánico, los mexicanos dieron un nuevo sentido al retail. Walmart, Superama, Bodega Aurrera, Soriana, pero también Amazon y Mercado Libre, brillaron en medio de la crisis sanitaria.

Sin embargo, las medidas en los supermercados se han endurecido a medida en que la pandemia avanza en México. Las autoridades han marcado pautas claras y las tiendas han incluso realizado propuestas extra para evitar contagios en sus instalaciones, aunque no siempre es suficiente.

De acuerdo con el Ayuntamiento de Uruapan, Michoacán, al menos dos supermercados en este municipio incumplen las medidas sanitarias contra COVID-19: Walmart y Bodega Aurrera.

Las tiendas ubicadas en las colonias El Colorín y La Mora, fueron cerradas incluso con apoyo de los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Michoacán, cercando un perímetro ante el cierre de dos establecimientos, según reportan medios locales como La Voz de Michoacán.

Te recomendamos:

Desde Nielsen indicaron que desde la etapa temprana de la pandemia, el canal con mayor crecimiento en México es el Autoservicio, con 29 por ciento. Estas no solo son cifras para medir el poder del retail, sino que muestran una enorme responsabilidad ante la pandemia, pues los supermercados deben ser cuidadosos para evitar que sus errores en tiendas puedan costar contagios e incluso la pérdida de vidas en medio de las 30 mil 639 muertes registradas hasta ayer en el país, mientras que los casos confirmados llegaron a 256 mil 848, según el último reporte de la Secretaría de Salud.

Entre las medidas que los supermercados deben cumplir están:

  • Controles de sanitización y revisión de salud a los asesores cada turno o uso de equipos de protección personal (tapabocas o máscara facial) obligatoria para colaboradores y clientes.
  • Reacomodo de puntos de venta para garantizar la sana distancia.
  • Gel antibacterial y aforo controlado.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL