400 gasolineras dejarán de dar servicio debido a que la seguridad de sus trabajadores no está garantizada ante las protestas por el “gasolinazo” que han derivado en actos de vandalismo.

El Grupo G500, que agrupa a cerca de 1,800 gasolineras en todo el país, anunció que las despachadoras de gasolina que dejarán de operar cuentan con el abasto para hacerlo, pero no así las condiciones adecuadas para que sus empleados puedan llevar a cabo sus labores.

El cierre fue programado para comenzar a partir de las 12 horas del 4 de enero en 400 estaciones dentro de la zona conurbada del Valle de México, en municipios mexiquenses como Naucalpan y Atizapán.

Antonio Caballero, presidente de Grupo G500, reconoció y agradeció el apoyo de Petróleos Mexicanos (Pemex), pero aseveró que no es garante de la seguridad de los empleados de las gasolineras.

No vale la pena vender ni un litro de gasolina si se pone en riesgo la integridad de las personas.

Gasolineras, en la mira de rijosos

El pasado martes, un grupo de personas saqueó una tienda de autoservicio de Chedraui y una tienda de conveniencia Oxxo en el municipio de Villa Nicolás Romero, en el Estado de México.

Asimismo, en redes sociales circularon videos de un grupo de personas que intentaban incendiar una gasolinera en Cuautitlán.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL