Actualmente, la India es una de las economías más importantes del mundo en términos de paridad de poder adquisitivo. Luego de Estados Unidos, China, Reino Unido y Francia, según datos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Banco de Reserva de la India (RBI), es optimista respecto al crecimiento de la economía del país. En tanto, proyecciones de analistas apuntan que el PIB de la India tendrá un crecimiento de 6.7 por ciento en 2018, y se prevé que continúe incrementando hasta 7.2 por ciento en 2019.

De modo que el clima económico de la India no presenta indicios de desaceleración en los próximos meses, lo cual ha aumentado el interés de firmas de retail.

H&M, la cadena sueca de tiendas de ropa, es una de las minoristas que aspira a incrementar su base de clientes en mercado indio. H&M tiene presencia en Europa, África, Oriente, Asia y América, y ha señalado que su plan es incrementar la base de clientes de adultos jóvenes en el mercado indio, ya que es uno de los segmentos de mercado con ingresos potenciales.

De igual manera, IKEA es otro minorista que ha apostado por abrir recientemente un punto de venta en la India, donde en los próximos dos años prevé abrir establecimientos con nuevos formatos en ciudades como Mumbai, Bangalore y Delhi. Para 2025, el retailer estima tener 25 tiendas en el mercado indio.

Por otro lado, Walmart Inc. y Flipkart Group, han realizado uno de los anuncios más grandes del sector en la India. Decidieron cerrar un acuerdo valuado en 16 mil millones de dólares, que convierte a Walmart en el mayor accionista de Flipkart, con el 77 por ciento de las acciones de la empresa de comercio electrónico con sede en la India.

De esta manera, Flipkart tendrá un mayor impulso en su mercado local, ya que Walmart proporcionará nuevos productos, y más asequibles para los clientes.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL