En el Reino Unido, el Museo de la Infancia lanzó una creativa campaña de guerrilla marketing con mucha imaginación, ya que utilizó elementos sombríos que componen el paisaje urbano de la ciudad, que nadie percibe, para convertirlos en piezas de art street llenos de color.

Notas relacionadas:
Street marketing: 400 botellas de cerveza para celebrar una marca
Street marketing, de la mano de las redes sociales
Street marketing: un rinoceronte promociona una bebida energética

De la mano de la agencia AMV BBDO, UK, el Museo de la Infancia quiere que las personas exploten su niño interior y vean el mundo como cuando eran pequeños, de hecho, el nombre de la campaña es precisamente ese “See the world through a child’s eyes”.

Sin duda, se trata de una estrategia de marketing de guerrilla muy atractiva a la vista, ya que sorprende a quienes pasean por la calle y se encuentran una simple coladera en la avenida convertida en un papalote, una piedra en el piso en la mandíbula de una divertida calaca o una lámpara en un casco espacial.

A continuación el trabajo de la agencia creativa AMV BBDO de Reino Unido que con ingenio logra conjugar la mercadotecnia y el arte urbano para captar la atención y hacer que la gente lleve a sus hijos al Museo de la Infancia.

kite_aotw

monkey_aotw

skull_aotw

bird_aotw_1

whale_aotw

spaceman_aotw

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL