Haz tu espacio comercial más atractivo con visual merchandising

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

El visual merchandising es el arte de mejorar el atractivo estético de un producto o tienda. Si bien los escaparates son una parte esencial de la comercialización visual, el concepto también incluye diseños de estanterías, exhibiciones temáticas, exhibiciones interactivas, instalación de ventanas y exhibiciones en la tienda. En otras palabras, te estás comunicando visualmente con sus clientes, ya sean clientes potenciales o actuales.

El visual merchandising es increíblemente poderoso, las investigaciones ilustran que los consumidores toman la mayoría de sus decisiones de compra dentro de la tienda. Además, alentó las compras impulsivas de artículos que llaman la atención del cliente. Toma las tiendas inmersivas de IKEA, como ejemplo, que dan vida a los juegos de habitaciones y ayudan a los clientes a imaginar los productos en sus hogares.

Aunque el visual merchandising es principalmente un arte de atraer clientes a las tiendas minoristas, también aplica la ciencia para calcular varios elementos de diseño como iluminación, ubicación de muebles, color, planos de planta, patrones y exhibiciones promocionales. Ayuda a los minoristas a comprender los hábitos de compra de los consumidores e influir en qué y cómo ven los productos.

 

Importancia del merchandising visual

El merchandising visual puede hacer que st espacio comercial sea más atractivo y mejorar las visitas sin cita previa. Los beneficios de esta estrategia incluyen:

 

1. Impulsar las ventas

Mostrar productos de una manera atractiva y cautivadora provoca la necesidad de comprar entre los clientes. Imagina ir a una tienda de ropa con colecciones coordinadas de atuendos que puedes mezclar y combinar para crear diferentes atuendos. Las exhibiciones y los maniquíes de la tienda cuentan con esquemas y patrones de colores únicos que crean un aspecto llamativo, y puedes imaginarte vívidamente en varios conjuntos exhibidos.

Entonces, si buscabas pantalones, podrías terminar comprando una camisa, chaqueta y zapatos porque van muy bien juntos. Puedes pensar en el visual merchandising como un elemento que influye en los clientes para que realicen compras basadas en las emociones.

La clave para atraer el interés de los clientes es diseñar un entorno acogedor que pueda incluir colores llamativos y hermosos y glamour. Por ejemplo, elementos como carteles de venta, marketing promocional y exhibiciones de productos llamativos pueden impulsar sus ventas, que es el resultado final de cualquier estrategia comercial.

 

2. Mayor tráfico

Si deseas atraer a más clientes, puedes invertir en letreros atractivos y escaparates llamativos que capturen la imaginación de los compradores. El proceso de compra no comienza cuando un cliente ingresa a tus instalaciones, sino cuando se toma la decisión de ingresar a tu tienda. En otras palabras, el recorrido del cliente comienza en los escaparates.

Por ejemplo, recientemente Louis Vuitton instaló un escaparate inmersivo en la 5th Avenue Storefront – Nueva York. Una gran instalación de Shanef3D. Una verdadera obra de arte para captar la atención, generar interés y despertar emociones a los usuarios, inevitable desear ingresar a esa tienda.

 

 

3. Diseñar una experiencia de cliente agradable

El visual merchandising ayuda a los minoristas a centrarse en la experiencia del cliente en lugar de en el paso final de la compra. Debes tener como objetivo crear un ambiente agradable que atraiga a tu cliente desde el momento en que ingresa a tu tienda. Por lo tanto, puedes usar exhibiciones de productos, experiencias inmersivas, señalización digital, lugares destacados, accesorios y exhibiciones bien iluminadas para entusiasmar a los compradores.

El merchandising visual crea un entorno para que los clientes descubran productos y tengan una experiencia de cliente memorable.

 

4. Fomentar la lealtad a la marca

Los minoristas pueden utilizar el merchandising visual para comunicar su mensaje de marca único a los compradores. Esta estrategia es una forma de narración de historias y puede dar forma a la percepción que los clientes tienen de tu marca.

Por ejemplo, Nike es bien conocida por su lema “Just Do It” y sus experiencias en la tienda incluyen exhibiciones de maniquíes, presentaciones de productos y paredes decorativas que están a la altura del eslogan. El merchandising visual te ayudará a comunicar la identidad y personalidad de tu marca a los visitantes.

 

Elementos del merchandising visual

Ya sea que estés buscando diseñar escaparates minoristas más atractivos o seas nuevo en el merchandising visual, estos son los elementos esenciales del concepto:

 

1. Color

El color es el elemento más vital en una exhibición visual en una tienda. Además, el color puede ayudar a evocar emociones particulares. Los colores ayudan a los minoristas a crear un ambiente acogedor que impulsa las ventas. En otras palabras, los colores brillantes como el naranja y el rojo se usan comúnmente para atraer la atención y entusiasmar a los compradores, mientras que algunas marcas de lujo usan colores apagados para sugerir sofisticación.

También puedes usar colores para resaltar diferentes productos. Por ejemplo, puedes colocar un producto en un tono neutro frente a un fondo fuerte para llamar la atención.

 

Mejores consejos

  • Evite demasiados colores contrastantes. Al usar el color en el visual merchandising, debes evitar crear exhibiciones abrumadoras. Puedes diseñar hermosos contrastes combinando tonos oscuros y claros.
  • Considera la posibilidad de la asociación de la empresa y la industria. Ciertos colores y tonos tienen fuertes vínculos con industrias, empresas e ideas específicas. Por ejemplo, el verde se asocia comúnmente con la sostenibilidad y el medio ambiente.
  • Usa un color base en tu marca. Identifica e incorpora el color que será motor en tus campañas de marketing. Por ejemplo, Coca-Cola está asociada con el color rojo.
  • Considera el significado cultural de los diferentes colores. Por ejemplo, el rojo significa prosperidad en China, mientras que en EE. UU. Se asocia principalmente con el amor.

 

2. Paisajismo

El paisajismo es una técnica esencial para captar el interés de los compradores. Esta estrategia implica la elevación de los productos como ‘ofertas principales’ para que se destaquen. El paisajismo brinda a los minoristas libertad creativa, ya que pueden trabajar con tres dimensiones: lateral, longitudinal y vertical.

Puedes trabajar con arreglos asimétricos para crear movimiento y flujo de producto. Los diseños simétricos son más fáciles de hacer y ayudarán a los clientes a experimentar toda tu oferta.

 

3. Luz

La iluminación dará vida a los colores de tu tienda y resaltarán las características de tus productos. Por ejemplo, puedes instalar focos para iluminar atributos clave e impulsar las ventas. Puedes jugar con varios tipos de iluminación para influir en el ambiente de tu tienda.

Si deseas exhibir nuevos productos o artículos en oferta, puedes usar luces de acento para llamar la atención de los clientes. Las luces decorativas funcionan especialmente bien en las tiendas minoristas que venden artículos de lujo.

Las luces LED se han vuelto populares porque son más suaves que los tubos fluorescentes. Puedes utilizar LED como luces de trabajo en estantes de exhibición, vestuarios y detrás de los estantes. Al usar luces en el visual merchandising, prestas atención al deslumbramiento, el contraste y la uniformidad.

 

4. Espacio

La forma en que presentas los productos en tu espacio minorista influirá en el rendimiento de tu tienda. El espacio es un elemento esencial del visual merchandising, ya que puedes usarlo para conectar o separar artículos. Al planificar la distribución de las tiendas, presta atención tanto al espacio positivo como al negativo o lee sobre la gestión del espacio para aprovechar al máximo tu área.

El espacio positivo es la posición sólida de un elemento, mientras que el espacio negativo describe el espacio abierto que lo rodea. Por ejemplo, puedes utilizar colores contrastantes en los espacios positivos y negativos para diseñar una pantalla atractiva. Cuando se usa de manera creativa, el espacio negativo proporcionará a tus productos espacio para respirar.

Una de las partes más exigentes del diseño de un espacio comercial es decidir qué hacer con el espacio vacío. El área entre los productos exhibidos y el techo a menudo se infrautiliza en las tiendas, pero tiene mucho potencial para influir en la experiencia del cliente. Por esta razón, puedes usarlo para mostrar letreros e información de merch para agregar valor al producto.

 

5. Señalización

Imagina visitar una tienda para encontrar que todos los vendedores están ocupados y no puedes encontrar el producto que deseas comprar. Lo más probable es que salgas de la tienda con una mala impresión del servicio al cliente. En otras palabras, hacer que los clientes esperen conducirá a la pérdida de ventas y a la insatisfacción de los clientes.

Sin embargo, puedes utilizar estratégicamente la señalización de la tienda para dirigir a los clientes a sus secciones preferidas. Si tu estrategia de comercialización visual no incluye la señalización digital, se estás perdiendo una forma revolucionaria de atraer a los compradores. La gente se ha acostumbrado a las pantallas y puedes aprovechar esta atracción instalando pantallas digitales en todo su espacio comercial.

El elemento principal que hace que la señalización digital sea efectiva es que las pantallas visuales son increíblemente memorables. Al incorporar imágenes en tu contenido, ayudarás a las personas a recordar tu marca y convertirse en clientes recurrentes. Sin mencionar que puedes utilizar contenido de pantalla animada en escaparates, escaparates en tiendas y pantallas de puntos de venta para promocionar y publicitar tu marca.

6. Cuentacuentos

Los minoristas pueden aprovechar el arte de contar historias para provocar emociones positivas entre los clientes. Para decirlo de otra manera, a la gente le encantan las historias. En un mundo donde la capacidad de atención se está reduciendo rápidamente, las buenas historias son un ingrediente necesario en el marketing.

La gran narración debe comenzar con un mensaje de marca único. ¿Cómo afectarán tus productos a la vida de tus clientes? ¿Qué diferencia tus ofertas de las de la competencia? Cuando los clientes ingresan a tu tienda, deben sumergirse en una experiencia sensorial que estimule todos sus sentidos.

Todo debe funcionar en armonía para estimular la imaginación del cliente, desde la música, los aromas, la iluminación, las instalaciones de ventanas que inviten a la reflexión hasta la señalización y la distribución. Tu tienda debe ser un lugar de descubrimiento, donde los clientes puedan encontrar colecciones seleccionadas y nueva información sobre tus productos.

Los elementos visuales influyen en la toma de decisiones de las personas y puedes utilizar la narración de historias, la señalización, el color, el paisajismo, la luz y otros elementos de visual merchandising para aumentar las ventas.

En conclusión, la base del visual merchandising es una clara comprensión de tu marca. Desde allí, puedes manipular el interior y el exterior de tu tienda para crear una experiencia de compra memorable.

 

Otras notas que también te pueden interesar:

Básicos para implementar visual merchandising en el punto de venta

Visual merchandising: claves para optimizar la experiencia de compra

¿Cuáles son los objetivos del visual merchandising?

 

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.