Las marcas, hoy más que nunca, están obligadas a presentarse en distintos puntos de contacto de su consumidor, a fin de ser siempre relevantes y ganar un mejor posicionamiento. En este sentido, el ambush marketing es una manera que permite no solo estar en momentos cruciales, sino también hacer de su contenido e imagen algo viral.

En términos generales, el también conocido como marketing de emboscada se refiere a aquel tipo de mercadotecnia BTL mediante el cual una marca se promociona aprovechándose de un evento masivo como un concierto o deportivo, cultural u otro par así ganar visibilidad, ofrecer promociones, enaltecer su presencia y exposición y con esto optimizar su branding, además de incrementar la conversación digital en torno a su nombre e imagen.

Te sugerimos: ¿Qué es Ambush marketing?

Marcas como Burger King, Nike y Pepsi son solo algunas de las que han visto en este tipo de marketing una oportunidad para anunciarse sin desprenderse de una inversión considerable, pero sí ganando una gran exposición frente a audiencias clave.

Lo que no se debe olvidar

Aunque parezca algo no tan complejo, realizar ambush marketing requiere de una planeación estratégica que, más allá de solo “colgarse” de una campaña ajena, debe apelar a la atención del cliente y a que esto derive en un call to action, de manera que su aplicación sea redituable.

Para esto es importante que las marcas no pierdan de vista algunos puntos clave.

Uno de ellos es perfeccionar la idea original, lo cual refiere que toda marca que haga uso de ambush debe buscar la forma de darle la vuelta y construir mensajes y una comunicación mucho más potente y directa con el consumidor, de tal forma que sea el nombre de esa marca el que recuerde y no el de aquella que lanzó la campaña de inicio.

Otro punto es la reinvención, es decir, aprovechar los diversos momentos que un evento o pieza de OOH ofrece para crear mensajes contundentes sobre la marca y hacerlos visibles, tales como colocar logos de la empresa en uniformes de edecanes, regalar promocionales en lugares estratégicos, entre otras acciones.

Y por último evitar la saturación del cliente, pues si hay un abuso del ambush marketing, puede resultar contraproducente y ser intrusivo, lo cual pondrá en riesgo la estrategia.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL