Habilidades blandas que deben desarrollar los emprendedores

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Considerando que el emprendimiento ha tenido un incremento gradual en los últimos meses y que México es el segundo país de Latinoamérica con mejor entorno para emprender, según Monitor Global de Emprendimiento GEM), los nuevos empresarios deben considerar que para poder trascender y perdurar deben contar con cierto conocimiento y habilidades que les permitan desenvolverse mejor en el mercado, sobre todo en esta nueva época, donde las personas están cambiando radicalmente la forma de consumir productos y servicios.

Si bien, la idea de emprender es de entrada, apasionante y entretenida, iniciar una empresa no es una tarea sencilla. Para alcanzar los objetivos de negocio, es necesario desarrollar y poner en práctica determinadas cualidades, aptitudes y habilidades.

Las habilidades que habían quedado relegadas hasta hace algún tiempo habían sido aquellas consideradas suaves o blandas, las cuales se demuestran en la ejecución del trabajo, y no están relacionadas únicamente con los conocimientos técnicos. Estas hacen referencia a las prácticas sociales, de comunicación, aptitudes y capacidad de acercamiento con las personas que te rodean, principalmente.

Bajo esta premisa, es relevante que los emprendedores consideren fortalecer o poner en marcha las siguientes habilidades suaves que serán fundamentales para el éxito de sus negocios:

  1. Capacidad de conectar con tus interlocutores: antes de que un cliente compre un producto o servicio, compra a su vendedor. Será importante que desarrolles tu capacidad de ser empático, optimista y asertivo, para que cuando llegue el momento de comunicar tus mensajes clave, puedas asegurar que tu rol en el proceso de comunicación está adecuadamente cubierto.
  2. Comunicación certera: estrechamente relacionada con la capacidad de conexión, y una de las más importantes. De esta habilidad depende, en gran medida, el éxito de los proyectos o ideas. Saber expresarse claramente, qué es lo que se desea y cómo se puede lograr, es un elemento de gran valor en todos los entornos; personal, profesional, académico, etc.
  3. Liderazgo: un nuevo proyecto necesita de un líder integral que cuente con la capacidad de influenciar y conectar con su equipo de trabajo, con sus alianzas estratégicas, y con sus potenciales clientes. El líder deberá ser capaz de motivar e inspirar, así como de sacar lo mejor de cada uno de los integrantes de su equipo de trabajo.
  4. Facultad para resolver problemas y enfrentar retos: esta se refiera a la capacidad de resolver los inconvenientes de una manera rápida y eficaz. Esto es muy importante, ya que, un proyecto que acaba de nacer naturalmente presentará diferentes situaciones que pongan a prueba no solo al líder, sino al equipo de trabajo completo. Este equipo necesitará de una persona que sepa guiar los pasos, en medio de estas aguas turbulentas, y siempre con la meta en la mira. 

Sé, antes que un accionador, un estratega. Tener una buena idea, es el inicio, pero no es lo que asegurará el éxito. Será crítico detallar y perfeccionar un plan de negocios, con una visión de corto, mediano y largo plazo. Tener bien identificadas tus fortalezas y áreas de oportunidad, ruta al mercado, el perfil de tus clientes objetivo, las campañas de marketing que deberás crear y ejecutar para llevar tu ofrecimiento a dicho mercado, tus diferenciadores frente a la competencia, el valor agregado de lo que ofreces, entre otros puntos. Mark Twain, un popular escritor y orador americano, dijo: “un hombre con una idea nueva es un loco hasta que la idea triunfa”.

Populares

Únete a InformaBTL

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de InformaBTL

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.