Para las marcas resulta cada vez más complicado sorprender a los consumidores, esto debido a que el target se ha vuelto mucho más exigente no solo con los bienes y servicios que ofrecen los fabricantes, sino también por una exigencia de nuevas y mejores experiencias, apoyadas con campañas disruptivas. Ante este escenario, estrategias como el marketing de guerrilla resulta una buena opción para conseguir estos objetivos.

A manera de definición, este tipo de estrategia BTL se trata de una técnica mediante la cual se busca causar asombro en el consumidor, esto gracias a la ejecución de acciones poco convencionales, así como la transformación de espacios convencionales que, al ser intervenidos, consiguen crear distintas atmósferas o escenarios que sorprenden al cliente, llamando su atención.

Con ayuda de la guerrilla marketing no solo se genera asombro en quien lo ve, sino que además se favorece la recordación del momento vivido y de la marca, al tiempo que se transforma en una acción que tiene el potencial de convertirse en tendencia, lo cual propiciará una conversación alrededor de la firma involucrada.

Puedes consultar: Marketing de Guerrilla: ¿Qué beneficios no te da esta estrategia?

En 2018, de los 55,291 millones de pesos invertidos en Below The Line en México, un 3.6 por ciento se destinó al diseño, creación y ejecución de campañas de marketing de guerrilla, según datos revelados en el Estudio Anual de Inversión en BTL, elaborado por el Departamento de Investigación de este medio.

¿Qué tomar en cuenta al realizar marketing de guerrilla?

Tal como sucede con otras estrategias, las de este tipo de mercadotecnia BTL también se llevan a cabo considerando ciertos elementos o factores que justifiquen su relevancia para la marca y target.

Uno de estos elementos es la identificación previa de insights, es decir, de aquellas necesidades que tiene el público objetivo y que den cuenta de la conveniencia de crear una estrategia de guerrilla marketing.

Así mismo es necesario que cada marca lleve a cabo una segmentación de su mercado, esto con el objetivo no solo de conocer su comportamiento de consumo y de qué manera está vinculado con la marca, sino también para definir el espacio y formato a usar para la ejecución de la estrategia y así se llegue a las personas que se desean impactar e incrementar el alcance y engegament de la empresa.

Si bien el usar estructuras y formatos dusruptivos, colocados de maneras creativas, en espacios inesperados es un acierto, el éxito de la guerrilla marketing no dependerá solo de la parte visual, también debe haber una definición clara de objetivos y target para que así se llegue al público esperado, con el mensaje y acción adecuados.

Aun cuando esta disciplina BTL no necesariamente aporta al branding de una empresa y el tiempo de exposición es corto, sí consigue sorprender al consumidor y permite que los clientes se sientan más cercanos a la marca, al tiempo que incrementa su alcance con otros prospecto.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL