Crear campañas suficientemente atractivas en lugares públicos es tema principal de las estrategias de marketing de guerrilla. Este tipo de acciones que se realizan para llamar la atención de las personas se desprenden del Below the line, un tipo de mercadeo que piensa ante todo en cada consumidor que se encuentre en el planeta.

Veamos unos ejemplos de guerrilla marketing:

El siguiente video muestra cómo un paseo puede ser por de más divertido. A través de un reflector, la marca Rexona atrapó la vista de muchos, cuando presentó a un joven que corría por las calles y libraba una serie de obstáculos.

Tic tac, y no se trata de un reloj, sino de las pastillas para el aliento. La marca implantó una acción de guerrilla para promocionar sus pastillas. El mensaje fue que hay que tener cuidado al hablar, pues si padecemos de mal aliento se puede desmayar toda la ciudad.

La marca Nike quiso concientizar a los conductores para que en lugar de manejar caminarán. Para ello, las llantas de los autos fueron adornadas nada menos que con un tenis.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL