¿Qué sería de una agencia sin un administrador general? Podemos especular; sin embargo, su rol es fundamental en la estructura organizacional. Más allá de que este ejecutivo sea considerado un experto en el sector que se desenvuelve, también se deben valorar sus funciones porque es una persona clave para todos los colaboradores, dado que una de sus actividades principales es incrementar la eficiencia y la eficacia de una agencia.

Este ejecutivo es un pilar dentro de las organizaciones, porque es el indicado para tomar las decisiones que definirán el rumbo de una de una agencia. Pero su trabajo no acaba ahí. A continuación, te mostraremos otras funciones que debe desempeñar este líder en la agencia:

Calidad

Una de las palabras más importantes que cualquier agencia BTL debe integrar a su misión de negocio es: calidad. Porque está representa una carta de presentación para actuales y futuros clientes. La distinción con la que se ofrecen sus servicios debe ser proporcional al precio que se exige en cada presentación de venta. Por tanto, el CEO de la agencia debe cuidar la calidad con que se ejecutan las estrategias que se le han encomendando. Un buen programa o plan a realizar puede ser una excelente manera de llevar el control de los procesos y así asegurar la calidad.

Rentabilidad

Otra de las funciones que debe realizar este ejecutivo es buscar la rentabilidad de su organización. No solo debe administrar los elementos necesarios para lograr determinados objetivos. También debe buscar obtener excelentes resultados financieros, a través de un establecimiento de costos, precios, tiempos de entrega etc. De tal manera que se pueda asegurar un buen rendimiento para la agencia. En definitiva, si hace un buen trabajo administrativo se pueden ofrecer producciones que superen las expectativas de los clientes: con un costo menor y a un precio mayor.

Competitividad

Por último, otra misión que tiene un CEO de agencia BTL es analizar a sus competidores con el objetivo de superarlos; sin embargo, no debe obsesionarse con la competencia debe obsesionarse con el cliente. El hombre más rico del mundo (Jeff Bezos) en algún momento dijo que lo importante no es la competencia, lo importante es el cliente. Por tanto, cada inversión que se realice, cada mejora, cada elemento que se integre para maximizar los procesos dentro a la agencia deben sumar a su competitividad.

Al final, estos aspectos muestran a las marcas que la agencia está al nivel de sus necesidades para poder satisfacerlas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL