Recientemente se ha puesto en duda la procedencia de las avellanas con las que se fabrica la gama de productos Ferrero, la firma italiana que distribuye Nutella, Kinder y Ferrero Rocher.

Esto debido a que el 75% de recolección de avellanas a nivel mundial se realiza en Turquía. Pero, ¿por qué esto es inquietante?

Resulta que en esta región la recolección de frutos se realiza por parte de inmigrantes que trabajan largas jornadas recibiendo poca remuneración económica a cambio. Estos inmigrantes regularmente trabajan en familia, por lo que los pequeños también reciben una cantidad (menor al sueldo mínimo) por su trabajo, que implica la carga de costales que después de horas de recolección se vuelven más y más pesados.

Por si fuera poco, con esta paga que no es mayor a las 65 liras (220 pesos mexicanos) por día, los trabajadores deben pagar una comisión del 10% al contratista que les consigue el trabajo, además del desplazamiento y la manutención diaria.

Siendo así, se ha puesto en duda que la comercialización de productos Ferrero se realice bajo los estándares de ética que la marca refiere en sus perfiles digitales, en los que asegura conocer el origen de sus productos.

¿Cuáles son los fundamentos de Ferrero ante esta situación?

Sin embargo, y tal como lo refiere Bamsi Akin, gerente general de Ferrero en Turquía; “si se determina que alguno de los productos es obtenido con prácticas poco éticas, no lo tocarían”, asegurando que tienen las herramientas necesarias para supervisar en conjunto con los comerciantes, las procedencia de sus avellanas. Aunque los comerciantes refieren que las regulaciones de trabajo corresponden al Estado y que ellos no tienen nada qué ver con el trabajo infantil.

Por su parte, Kazim Yaman, dueño de una huerta y quien está en contra de la explotación infantil, señala que “los padres quieren que sus hijos trabajen y se les pague. Es una cadena que no puede romperse”. Siendo que cuando él intenta persuadirlos de que no hagan trabajar a los menores, amenazan con abandonar el trabajo.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL