Algunos de los dueños de establecimientos dedicados a la preparación de alimentos quizá aún no reconocen el impacto que puede tener una mala imagen en su negocio. Es posible que en algún momento te hayas fijado que entre una mala atención, un merchandising deficiente —por no decir lamentable— y unos productos haraposos, en unión crean una pobre experiencia de compra.

En InformaBTL, te hemos mostrado desde la voz de grandes expertos en la materia que el punto de venta es un lugar especial para los consumidores, pero sobre todo debe serlo para las marcas porque sino se logra crear una conexión con el consumidor a través de varios elementos como los empaques, el merchandising o displays, activaciones entre otros. Difícilmente se podrá lograr a través de otros medios.

Como se sabe, todos los elementos de un negocio suman y crean la afamada experiencia que todos buscan, pero muy pocos logran expresarla para conectar con sus públicos. De hecho, podríamos afirmar que las personas van en busca de experiencias.

Sin embargo, hay que darnos cuenta que factores el mobiliario, la iluminación o incluso la distribución del punto de venta podrían afectar seriamente a la imagen de un negocio.

Por esa razón, a continuación en listamos algunos factores que podrían poner en aprietos un punto de venta:

  • Productos mal acomodados.
  • Publicidad en el punto de venta no vigente.
  • Muebles desgastados; sucios.
  • Personal con uniforme o vestuario sin congruencia.
  • Iluminación débil.
  • Precios que no corresponden.
  • Exterior sin mantenimiento.
  • Instalaciones inadecuadas que comprometan la seguridad de los clientes.
  • Alianzas estrategias no congruentes.
  • Procesos peligrosos de producción que comprometan la seguridad de los clientes.
  • Entre otros.

Como puedes apreciar, para tener un punto de venta optimo es importante optimizar cada elemento que lo construye. Al final, los mejores retailers son quieres tienen la capacidad de ofrecer la mejor experiencia de compra.