Obtener la licencia de conducir siempre es un verdadero estrés, tanto por el examen escrito como por el físico donde uno debe demostrar que será un buen piloto, pero qué pasaría si en vez del típico carro de la escuela de manejo, el aspirante llega y se encuentra un auto de lujo, esto es lo que hizo Porsche en Francia para promocionar uno de sus vehículos.

Notas Relacionadas:
American Express y Aeroméxico realizan una campaña de experiential marketing de altura
Experiential marketing llevada a otro nivel por Cinemex
3 campañas de experiential marketing patrocinadas por fast food retailers

Datos de Statista revelan que durante el 2014, Porsche vendió 31 mil 590 unidades de su modelo 911, mientras que en el 2013 sus ventas fueron de 29 mil 751 vehículos, es decir un aumento de mil 839 autos.

Para demostrar que su vehículo es único, Porsche decidió sorprender a un grupo de personas que iban a tomar su examen de conducir para obtener su licencia, pues el auto que iban a manejar era un 911, lo que dejó atónitos a los futuros conductores, pues no sabían ni siquiera cómo encenderlo.

Te dejamos el vídeo de esta divertida acción below the line que muchos hubiesen querido vivir, tan sólo por el hecho de manejar un vehículo de lujo:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL