Por lo regular, las marcas insertas en la industria automotriz encuentran en los test drive la manera perfecta para que los consumidores potenciales conozcan los vehículos recién sacados al mercado, o bien, aquellos, cuyo branding es necesario modificar.

Prueba de ello es cuando Nissan buscó a la agencia Ache Producciones para idear una estrategia BTL que los ayudara a cambiar la percepción del Altima. En un inicio, según la marca, los jóvenes veían en el auto un modelo conservador, después de la acción ejecutada por la agencia el Altima se volvió en una buena opción de compra para los jóvenes (Da clic aquí para leer la nota).

Sin embargo, los test drive son cada vez más recurrentes, por ello es que la marca Smart decidió ponerles un toque para hacer la diferencia en estas pruebas de manejo.

Checa qué fue lo que hicieron:

Smart: The most open test drive

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL