El punto de venta se está convirtiendo en un centro de experiencias para el consumidor, al menos así ha sido para las marcas de retail en América Latina.

De acuerdo con la multinacional especializada en marketing de consumo Marco Marketing Consultants, el 89 por ciento de las compañías de retail en Latinoamérica invierte en programas vinculados a la experiencia del cliente, porcentaje que ha superado de forma considerable el registrado hace cuatro años que fue de 39 por ciento. 

Este 2017 las distintas marcas de retail pretenden apostar por generar experiencias de compra en el target no sólo en el punto venta, sino también a través del e-commerce, una de las tendencias que caracterizaron el 2016.

Según información de Statista, el total de ventas de retail en México no ha dejado de crecer en los últimos cuatro años. En 2013 el total de ventas minoristas en nuestro país generaron 395 mil millones de dólares; para 2016 la cifra llegó a 464 mil millones, y se estima que para este 2017 las ventas de retail asciendan a los 490 mil millones de dólares.

Para que esta experiencia logre darse y el cliente salga satisfecho del punto de venta, será necesario que este porcentaje de inversión que los retailers en Latinoamérica destinen contemplen no sólo innovaciones tecnológicas y digitales, sino también en usar el diseño al interior de la tienda y con ello generar expectativa en el target para que, al entrar, se sientan en una atmósfera agradable, disfruten de su visita, llegando a concretarse en una compra.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL