Realizar una convención, exposición, un congreso o cualquier otro tipo de evento es una excelente oportunidad para hacerse notar y promocionar una marca.

El Event Marketing, en términos generales, es una de las disciplinas below the line encargada de gestionar y organizar un determinado evento (concierto, seminarios, conferencias, ferias, exposiciones, entre muchos otros), donde su cadena de valor está compuesta por un generador del evento, proveedor (es) de producto o servicio y el público o asistentes.

Datos de T-Organiza indican que la industria de organización de eventos aporta alrededor del 8 por ciento al PIB nacional, con un valor en gasto de aproximadamente 75 mil millones de pesos.

Aunado a esto, generar una experiencia en el asistente o público es hoy en día uno de los mayores objetivos que el Event Marketing persigue, hacer que el target se vaya con un buen sabor de boca. Pero también impulsar una experiencia de marca como pieza fundamental del Event Marketing no es una cosa menor.

De acuerdo con Fernando Famanía, Co-CEO de la agencia BTL Ifahto, las marcas invierten cerca del 20 por ciento del total de gastos destinados a below the line al desarrollo de un evento, dado el potencial que éste tiene para promocionar un nuevo producto, conciertos, seminarios, entre otros.

Es por esto que la marcas cada día más apuestan por un evento que les permita crear experiencias memorables, donde el target se sienta atraído y le sea fácil recordar tu marca. Hacer algo disruptivo es lo que el consumidor, agencias below the line y marcas buscan en una estrategia de event markerting.

¿Por qué buscar una experiencia de marca?

Si una determinada marca logra brindar al consumidor una experiencia memorable en cada momento del evento, ese target no sólo comprará tus productos y desarrollará fidelidad hacia tus productos, sino también se transformará en embajador de tu marca y hará publicidad de boca en boca, que hasta la fecha sigue ocupando un lugar privilegiado para promocionar productos y servicios.

Cuando hay una experiencia de marca, es seguro que los consumidores recuerden tu nombre, sin estar expuesto a él de forma directa; bastará con relacionar algo que escuche, veo o sienta para remitir su pensamiento hacia el evento donde estuvo expuesto a tu marca.

Por eso, hoy en día es importante que las marcas traten no sólo de ser patrocinadores en un evento, sino que realicen eventos propios que estén enfocados en los valores e imagen de la marca en cuestión.

 

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL