Para brindar al consumidor una experiencia única y que quede para la posteridad, los eventos se han vuelto una excelente estrategia de marketing, la cual ha ido en aumento gracias a la respuesta de la gente, algo que además ha permitido que la inversión destinada a ellos aumente considerablemente.

Tan solo de 2017 a 2018, la inversión en event marketing registrada en México pasó de los 12,450 a los 13,382 millones de pesos, de acuerdo con datos del Estudio Anual de Inversión en Below The Line 2019, elaborado por el Departamento de Investigación de InformaBTL.

Puedes consultar: ¿Por qué un evento es excelente estrategia para hacer marketing B2B?

Al llevar a cabo un evento, independientemente del motivo por el cual se hace, otorga diversos beneficios, entre los que destacan una mayor visibilidad de la marca, mejor posicionamiento, branding, se pueden hacer relaciones públicas o networking, además de que se da una experiencia distinta al target, a fin de conectar con el en una forma emocional.

Marketing BTL que no pasa de moda en eventos

Como ha sucedido en otras disciplinas Below The Line, la innovación y evolución ha sido parte de los diversos cambios en cada una de ellas. La introducción de nuevas tecnologías es ya una realidad y una necesidad en muchos eventos. No obstante hay ciertas acciones de marketing que siguen vigentes, solo con ciertas modificaciones o adaptaciones, pero sin perder su esencia.

Entre ellas están las activaciones de marca, una de las formas más habituales de aprovechar un patrocinio al interior de un evento, además de que son la disciplina BTL con mayor inversión en México (17,629 millones de pesos en 2018).

Degustaciones o pruebas de producto también son otra acción de marketing que continúa y que alienta un mayor gasto y consumo de ciertos productos durante y después del evento.

Te sugerimos: Estas son 10 acciones que fortalecieron el marketing de eventos en 2018 (primera parte).

La colocación de banners, pendones, entre otros materiales de comunicación son otra estrategia que maximiza algún tipo de información sobre la marca, así como su imagen.

Tanto para la venta de productos, como parte de las activaciones, los stands son una manera de no solo hacer que la marca tenga un espacio dentro del evento, sino también ayuda a resaltar su imagen y a despertar la curiosidad de los asistentes de acercarse.

Y en cuanto a la recolección de datos se refiere, los registros en tabletas para recibir códigos promocionales o acceder a un premio, son el tipo de estrategias de marketing directo que aparecen con frecuencia en eventos y que ayudan a actualizar bases de datos y a llegar a más consumidores.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL