Para hacer público y masivo el lanzamiento de un nuevo producto o servicio, así como buscar una interacción entre marca y consumidor, a través de experiencias, la realización de eventos puede ser una opción viable.

Como parte del Below The Line, el también conocido como event marketing se entiende como aquellas estrategia que busca asociar experiencias diferenciadas y memorables a una o varias marcas determinadas, a fin de crear en los asistentes un recuerdo de lo que vivió y que sea capaz de relacionarlo con la empresa responsable.

Gracias a este tipo de mercadotecnia BTL una compañía eleva su engagement, mejora la presencia de marca, crea lazos emocionales con los consumidores y favorece el recuerdo de su nombre, así como la preferencia del target hacia ella.

Solo en 2017, al event marketing se le destinó un 24.3 por ciento de la inversión total en BTL en México, haciendo de esta disciplina la segunda con más capital invertido.

¿Qué acciones ayudaron a maximizar eventos en 2018?

Para conseguir los objetivos definidos, a través de un evento, este año fue necesario sumar ciertas acciones de marketing que ayudarán a lograr KPI’s, metas y ganar relevancia entre los consumidores.

Entre las actividades y acciones llevadas a cabo por marcas y agencias en 2018, que fortalecieron y elevaron el impacto de eventos, destacan las presentadas a continuación.

  • Transmisiones en vivo: el live streaming fue, sin duda, una acción bien recibida por el target en todo tipo de evento, la cual le permite al usuario de redes sociales interactuar en tiempo real con lo que acontece y la marca, así como ser parte de cierto evento, a pesar de no estar físicamente presente, lo cual beneficia la conexión emocional con la marca.
  • Acciones sustentables: crear vasos compostables, disponer de chalecos con vibraciones al sonido para personas con sordera, uso de páneles solares para generar energía en escenarios, entre otras son las labores que favorecen la imagen de una empresa, así como del evento, además de contribuir con un menor impacto al medio ambiente.
  • Uso de nuevas tecnologías: añadir activaciones, apoyadas en realidad virtual, drones o realidad aumentada, benefician la experiencia del asistente, lo cual favorece la recordación de marca.
  • Espacios poco convencionales: usar un recinto cultura como un museo, por ejemplo, o algún otro sitio poco convencional para hacer una presentación, le añade valor agregado al evento y lo hace más atractivo.
  • Relaciones Públicas: apoyados en un área eficiente de relaciones públicas o agencia especializadas, se pudo maximizar el alcance de un evento, ya que al establecer contacto con medios de comunicación, influencers y personas con un alto poder de convocatoria, se eleva su promoción, haciendo que llegue a más gente que seguramente se interesará en asistir.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL