Dentro del marketing se puede llamar “publicidad” a cualquier forma pagada de presentación  o promoción de productos, ideas, bienes y servicios que sea realizada por una persona o agencia de marketing. Así, aquella que se efectúa a través de medios no masivos, será parte del marketing BTL.

El Below The Line es la técnica de comunicación que sirve para llevar mensajes de marcas, pero al transmitirlos al público receptor o consumidor potencial o usuario; el medio no debe ser el convencional. El objeto principal es influir la compra o consumo, pero también sorprender y cautivar.

El BTL para sorprender

El marketing está en un cambio permanente, pero el marketing BTL sabe que la clave para mantenerse vigente es la creatividad y lo innovación constante. Las ideas revolucionarias, los mensajes graciosos pero en esencia profundos son el objetivo a lograr. Y ¿cuáles son las características de los mensajes más memorables?

Lo primordial es acercarse a los expertos. Ellos se van a asegurar de obtener los permisos necesarios, de realizar los estudios de mercado para ver cómo alcanzar los objetivos, de saber cuál es el mejor método para cada marca, de poner en acción las actividades ideales para el perfil del consumidor.

Es por ello que la publicidad que destaca por su gran ingenio sobresale y se queda en la mente de miles de personas, a tal grado que se vuelve un paradigma.

No obstante, las imágenes del marketing BTL son tan impactantes que sirven para generar consciencia.

Cuando las marcas sociales se preocupan por eso, se pone en evidencia el poder de estas técnicas.

Así, la simplicidad de mensajes es vital cuando se tiene una buena idea por llevar en los medios menos pensados.

El público queda cautivo y las marcas en las mentes de todos ellos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL