La llegada del COVID19 ha dejado cambios en el comportamiento del consumidor. Los hábitos de compra y el estilo de vida se han modificado.Los puntos de ventas ya no serán como antes, así como las exigencias del “nuevo consumidor”.

De acuerdo con un estudio de Kantar, aspectos como el precio ya no serán el principal factor para la elección del consumidor. Este mismo estudio, revelo que un 66 por ciento de los latinoamericanos declararon que conservaran sus nuevos hábitos de compra, considerando que las compras en ecommerce se han convertido en favoritas de los consumidores en países como Brasil con un 82 por ciento, Chile un 77 por ciento y Colombia un 74 por ciento.

La forma en la que hoy el consumidor elige comprar en una tienda también ha cambiado.Por lo que es importante conocer cuales son los atributos que toman en cuenta los shoppers para elegir un punto de venta.

 

Hoy los principales preocupaciones del consumidor están centradas en dos aspectos: seguridad y finanzas. Aunque el precio ya no es el principal factor para la elección del consumidor, hoy la preocupación y seguridad empieza a ser uno de los principales factores en la toma de decisión del consumidor al elegir un punto de venta para realizar sus compras.

Las tiendas físicas tendrán un nuevo rol, ya que estas deberán generar mayor experiencia. Servicios de pick up tendrán más relevancia. La tecnología será uno de los protagonistas del nuevo punto de venta, la automatización y robótica modificaran de forma importante la naturaleza del trabajo humano en el retail.

Sin duda, las tiendas físicas deberán unirse con los canales digitales, interviniendo de una u otra manera el uno con el otro. El Big Data cobrará relevancia en esta nueva normalidad en los puntos de venta.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL