En México, Instagram acumulaba 22 millones usuarios activos mensuales hasta enero de 2019, de acuerdo con cifras de DataReportal, proyectadas por Statista. En el mundo, la plataforma es la sexta más popular, con alrededor de 1.000 millones.

Es un espacio que utilizan varias generaciones y que tiene una influencia macro en el comportamiento de las personas, por ello es tan grave lo que señala la investigación del diario digital Mediapart en colaboración con la Red Europea de Periodismo de Datos y Algorithm Watch.

Este estudio indica que el algoritmo de Instagram prioriza la difusión de imágenes de mujeres y hombres con poca ropa, descartando a quienes aparecen con prendas con normalidad.

Para ser precisos, una fotografía de una mujer en ropa interior o en traje de baño se muestra 1,6 veces más que la misma imagen pero con más ropa, tasa que es 1,3 veces superior en el caso de los hombres.

Las mujeres representan aproximadamente el 54.5 por ciento de los usuarios de Instagram en México, según NapoleonCat.

Las fotos de mujeres en ropa interior o en bikini tienen un 54 por ciento más de posibilidades de aparecer en el timeline y las de hombres con el torso desnudo, 28 por ciento, mientras que las de paisajes o comida tienen todo en contra, con 60 por ciento menos de probabilidades de ser promocionadas por Instagram.

De la desnudez al color de piel

Por si fuera poco, Instagram toma en cuenta el color de la piel de quienes aparecen en las imágenes.

El estudio se basa en una patente de algoritmo registrada durante 2015 por empleados Facebook. A partir de ahí, los científicos analizaron 2 mil 400 contenidos -con mil 737 imágenes- publicados entre febrero y mayo de este año.

Llegaron a la conclusión de que “la patente establece específicamente que el género, la etnia el estado de desnudez de las personas en la foto puede utilizarse para computar las métricas de interacción”, en función de bandas de color que relaciona con el color de la piel, según autores del estudio.

Imagen: Bigstock

Hasta ahora se sabía que el algoritmo de Instagram funciona con una puntuación de compromiso o engagement. Cuando uno de sus usuarios publica y de inmediato hay interacción y logra mantenerla por un lapso considerable, la red social le da más probabilidades de aparecer en el timeline. Sin embargo, parece que los detalles no se habían compartido del todo.

Se espera que la plataforma dé una respuesta, como en el caso de TikTok, cuando se le acusó de que su algoritmo descartaba publicaciones de gente “fea” para que aparecieran en su sección “Para ti”, el equivalente del timeline en Instagram.

Claramente no es la primera red social acusada de discriminar las publicaciones por la belleza de las personas, el color de piel y ahora hasta cuánto enseñan, lo que hace el tema una prioridad ante la enorme influencia que tienen las redes sociales en el mundo.

Te recomendamos: 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL