Con la llegada de un nuevo año, también arriban diversos retos y escenarios que deben enfrentarse, de lo cual las empresas inmersas en e-commerce no se liberan.

A pesar de que México aún cuenta con un nivel menor de compra en el canal digital, en comparación con otros países, no se puede negar que ha tenido un crecimiento importante y que cada vez es más utilizado por los shoppers mexicanos, aumentando así su frecuencia de compra. Solo de 2017 a 2018, la adquisición de bienes o servicios hecha de manera semanal pasó del 7 al 38 por ciento, según datos del Estudio de Venta Online 2019, elaborado y publicado por la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).

Es tal la aceptación del comercio electrónico entre los consumidores mexicanos que para el año 2022 se estima que solo los ingresos por ventas online registrados a partir del uso de dispositivos móviles sea de 16,000 millones de dólares, de acuerdo con información de Statista y Worldpay; mientras que los registrados a través de computadoras de escritorio asciendan a 12,000 millones de dólares.

Te sugerimos: Estos fueron los 10 sitios de e-commerce más visitados en México en 2019.

Lo que debe encarar el canal de venta online

A pesar de que el comercio electrónico ha crecido significativamente en México, es claro que aún debe sortear una serie de situaciones para lograr un mayor crecimiento y así poder tener un mayor impacto en la economía interna, por lo que este 2020 los actores involucrados deberán innovar e impulsar este canal de venta.

De acuerdo con la AMVO, si bien hay diversos retos que se deben afrontar en e-commerce, los pagos se mantienen como uno de los principales.

Eric Pérez-Grovas, presidente de dicha asociación mencionó que aun cuando ya ha habido una mayor adopción de más alternativas de pago en el país, esto se mantiene como un área de oportunidad, pues al día de hoy el efectivo aún tiene un gran terreno ganado, por lo que tanto instituciones bancarias como retailers, marktplaces y demás compañías involucradas deben realizar acciones que motiven una diversificación de pagos y con esto motivar el uso de sistemas como el CoDi, plataforma de pagos electrónicos que ya cuenta con 1.4 millones de usuarios en México.

Pese a este panorama, la Asociación de Internet MX reveló que en 2018 las tarjetas de crédito (65%) y débito (65%) fueron los métodos de pago más utilizados en el país.

En entrevista para InformaBTL, el director general de Rappi, Alejandro Solís, dijo que además de los pagos, la falta de infraestructura, integración de herramientas tecnológicas eficientes, así como la formación de profesionales en comercio electrónico son algunos de los retos que el canal de venta en línea en México debe encarar este 2020.

Puedes consultar:

E-commerce: estas son 3 razones por las que un mexicano no hace pagos online

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL