Hoy en día, los padecimientos que afectan al sistema digestivo, así como episodios de insomnio y un nivel de estrés alto, suelen estar asociados, en gran parte, a un ambiente laboral desgastante, lo cual puede derivar en consecuencias graves para el colaborador, quien al estar expuesto a condiciones adversas puede desarrollar lo que se conoce como síndrome de burnout.

Este padecimiento, ya incluido en la Clasificación Internacional de Enfermedades de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se caracteriza por un agotamiento crónico y prolongado, una reducción en el nivel de productividad y rendimiento laboral, además de que quien lo padece experimenta sentimientos negativos hacia su trabajo, agotamiento, angustia irritabilidad y un déficit en su concentración.

Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), solo en México, alrededor del 43 por ciento de los trabajadores padecen el síndrome de burnout, personas que se encuentran muy preocupadas por ser reemplazadas, temor que agrava más su estrés y problemas físicos.

¿Cómo evitar que los empleados experimenten burn out?

Para que una compañía realmente sea líder en su industria, la participación de sus colaboradores es vital, por lo que es necesario que cuenten con un ambiente de trabajo ameno, que los haga sentir bien, de manera que esto repercuta satisfactoriamente en su rendimiento y buenos resultados, algo que difícilmente se consigue cuando los empleados padecen burnout.

A fin de evitar que esta enfermedad afecte a los trabajadores, es importante que las empresas busquen la manera de aplicar las siguientes acciones.

Te sugerimos: Síndrome de burn out ya es reconocido como enfermedad por la OMS.

  • No entrometerse en la vida personal de los colaboradores: implica evitar hacer cuestionamientos sobre su familia, amigos o pareja, o sobre aquellas actividades realizadas fuera de la oficina.
  • Respetar el tiempo y espacios de los trabajadores: a pesar de que, en ocasiones, el exceso de trabajo requiera que el empleado trabaje en fines de semana, es importante no abrumarlo con mensajes, llamadas o más pendientes.
  • Evitar las críticas: esto va desde llamar la atención en público, hasta decir que un colaborador no tiene compromiso solo porque no se queda más tiempo después de su hora de salida. No se trata de cantidad, sino de calidad.
  • Fomentar un ambiente de descanso: entre las horas laborales, se pueden asignar espacios de descanso en donde no se atiendan cuestiones laborales como revisión de emails, revisar pendientes y procurar que en esos tiempos de relajación realicen actividades que no se vinculen con su trabajo.
  • Desarrollar un ambiente de trabajo agradable, colaborativo y de oportunidad para que los colaboradores expongan ideas, inquietudes y aporten para mejorar los resultados.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL