• Pese a que actualmente vivimos es un boom digital, donde todo rasgo de comportamiento de compra o navegación deja un rastro identificable y posible de estudiarse. También está la posibilidad que frente a todo ese panorama nos encontremos frente al consumidor más impredecible de los últimos años.

  • Es una realidad que los consumidores están expuestos a un contexto sumamente irregular, volátil, si se quiere describir de esa manera, y por tanto es normal que ante un contexto tan convulsionado el consumidor se mueva en el mismo tono.

  • Una de las conclusiones del Observatorio de Retail en España, determinó que hoy las empresas y compañías se enfrentarán al consumidor más impredecible de las ultimas décadas.

Pese a que actualmente vivimos es un boom digital, donde todo rasgo de comportamiento de compra o navegación deja un rastro identificable y posible de estudiarse. Ahora que vivimos un mar de datos, patrones de comportamiento y cuando gran parte de las estrategias de las marcas se centra en los elementos de búsquedas, en el big data, también está la posibilidad que frente a todo ese panorama nos encontremos frente al consumidor más impredecible de los últimos años.

Es una realidad que los consumidores están expuestos a un contexto sumamente irregular, volátil, si se quiere describir de esa manera, y por tanto es normal que ante un contexto tan convulsionado el consumidor se mueva en el mismo tono. Uno de los grandes retos que las empresas se encontrarán en los tiempo postcoronavirus es tratar de adelantarse a las decisiones del consumidor.

Consumidor impredecible

El retail es de los primeros lugares en padecer este tipo de actividades del consumidor. Los consumidores actuales, productos de las diferentes crisis que hoy nos acontecen, ha cambiado en sus patrones de consumo.

Una de las conclusiones del Observatorio de Retail en España, determinó que hoy las empresas y compañías se enfrentarán al consumidor más impredecible de las ultimas décadas. De acuerdo al estudio de este observatorio, actualmente el retail se enfrenta a un escenario cambiante e inédito.

De acuerdo al testimonio de Laureano Turienzo, director del Observatorio Retail, “muchos de los datos sobre el comportamiento de los clientes que habían acumulado durante décadas los retales ahora parecen perder valor, ante un cliente que es distinto al que creíamos conocer. Eso obliga a los retales a estudiar a sus clientes, a un esfuerzo estratégico y tecnológico”.

Incluso en este foro una de las conclusiones que saltaron fue el hecho de que deberíamos regresar a la venta por teléfono o con cita previa. Métodos que han saltado durante esta cuarentena.

También puedes leer:

Cambio del consumidor

El reto más importante para las empresas, de cara a la recuperación es el tratar de recolectar con los clientes. Esta vorágine que ha dejado la pandemia, la manera en que los usuarios han cambiado las cosas y cómo se han marcado los cambios de conducta, ya exige un proceso para replantearse las estrategias de comunicación.

El eco de la crisis sin duda nos acompañará por un tiempo largo, y también lo hará en las estrategias de las empresas, que deben modelarse o adaptarse a las consecuencias de la pandemia.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL