Con el inicio de un nuevo año, también llegan los propósitos, en donde el dejar de fumar cigarros suele ser uno de ellos.

De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco (ENCODAT) 2016-2017, el consumo de tabaco en México inicia alrededor de los 19 años de edad, en promedio, y de los individuos de entre 12 y 65 años, los fumadores representan el 17.5 por ciento, en donde un 74.5 por ciento son hombres y un 25.5 por ciento mujeres, aunque con el paso de los años se ha percibido que fumar comienza incluso cuando se es adolescente.

Datos de Statista también señalan que solo en 2017, del total de consumidores de tabaco, un 26 por ciento lo hacía de forma regular.

Como se sabe fumar cigarros, además de generar afectaciones a nivel físico y ser responsable de la muerte de más de 7 millones de personas solo en 2017 en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), también representa un impacto importante al bolsillo de los consumidores.

Según estadísticas del Inegi en un lapso de 6 años, es decir de 2011 a 2017, el precio promedio por cajetilla de cigarros en la República Mexicana tuvo un incremento de 28 por ciento, lo cual parece no ser impedimento para aquellas personas que fuman con regularidad, pues solo en 2016 se registró una venta de 2.6 millones de cajetillas a nivel nacional, cifra que rebasó los 2 millones de cajetillas vendidas un año antes, según reporta el diario El Financiero.

¿Quién es el mayor beneficiado del alza en precios de cigarrillos?

Desde mediados de septiembre de 2019 se anunció que en 2020 habría un incremento de casi 50 centavos por cigarro, esto derivado de un aumento del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), mismo que desde el pasado 1 de enero entró en vigor en este país.

Si bien en años anteriores, aun con un alza en precios por cajetilla los consumidores no han dejado de fumar, este año el titular del Consejo Nacional de la Industria Tabacalera (Conainta), Edgar Martínez, dijo al medio informativo El Economista, que además de tener afectaciones en las economía de los clientes, otra consecuencia será el crecimiento del mercado ilegal de cigarros, pues es un sector que ofrece este producto a precios mucho más bajos que los comercializados de forma legal, mercado que al día de hoy tiene un valor de entre 34,000 y 36,000 millones de pesos.

Edgar Martínez también señaló que aun cuando hay clientes que continúan consumiendo cigarros legales, habrá otros que para no impactar tanto su economía optarán por el mercado negro, situación que no solo afectará a la industria tabacalera, sino que tendrá impactos negativos en el sector salud, además de fomentar el crimen organizado.

Más incrementos en otros productos

A pesar de que el aumento en el IEPS para los cigarrillos fue algo anunciado desde el año pasado, parece que no es el único producto ni sector que tendrá alza este año.

El día de ayer se dio a conocer que marcas como Lala, Alpura, Bimbo y Gamesa, entre otras, también tendrán precios más altos, esto derivado de un incremento en combustibles, pues al ser un producto que se requiere para la transportación de sus productos, por lo que el alza en precios es una consecuencia, lo cual afecta en la economía de los consumidores.

Te sugerimos: Estas marcas inician el 2020 con aumento en precio de sus productos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL