Entre políticos posmodernos te veas

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Elecciones por aquí, por allá y por acullá. En Europa, Latinoamérica y México ¿Qué me importa a mí un carajo las elecciones? Las elecciones democráticas en donde realmente se respeta el voto de los ciudadanos son un eructo de las sociedades. Un desafío, un berrinche y un grito. En la mayoría de las veces las sociedades gritan con el estómago. Se enojan, sufren, lloran, se entristecen y hacen un berrinche publico. Por ahí dicen que cada pueblo tiene el gobierno que se merece. Y en cierta forma es verdad. Los políticos, su discurso y sus perfiles son un reflejo de las sociedades. A nivel local, mundial y por región. Los políticos son un espejo de nuestra sociedad. De lo mal, lo bien o lo enfermos y vacíos que estamos.

Basta con ver al rededor de nosotros lo que están diciendo y actuando los políticos posmodernos (Desde 1970 para acá) Pero en donde realmente vale observar un cambio, es en inicios de 2016 donde Donald Trump se sentó en el trono de los líderes mundiales posmodernos y nos dijo qué teníamos que hacer todos. Los nuevos políticos están plenos de sombras (En un porcentaje mayor) y de luminosidades. Suelen ser muy controvertidos y ayudan a la polarización en la opinión pública. Son una estopa para las llamas de los enfrentamientos en redes sociales, bares y mesas de familia.

Hoy por los políticos que votamos son jugadores diferentes del poder. Para ser presidente de un país ya no es necesario ser político de carrera, ni siquiera tener ideales. Y mucho menos sustancia en los discursos. Ya no es necesario porque el mercado de votos ha cambiado. Los ciudadanos huyen de los modos de los tradicionales políticos. Literalmente escapan de los discursos tradicionales de los políticos. Votan por los anti políticos, los que van en contra del sistema. Los disruptores. Los que quieren romper al sistema. Los acartonados, tradicionales. Esos no conectan nada con los votantes.

Más allá del populismo, del conservadurismo o liberalismo. Lo que importa observar de este fenómeno social, es ¿Por qué hacemos que ganen estos nuevos políticos posmodernos? ¿Es una especia de suicidio colectivo? La respuesta es sí. Es parte del fenómeno de la posverdad. En donde las sociedades están encabronadas, vacías y desesperanzadas y por lo mismo se tiran al vacío o aun puente alto. En definitiva es un suicidio social colectivo.

El fondo es que la sociedad está enojada y frustrada. Este es el fondo para observar y quizá lo mas grave para remediar. Como sociedad, estamos enfermos, vacíos, polarizados y solos. Y los políticos que tienen como fin obtener el poder entra los ciudadanos y tienen que embarrarse detona esa fatalidad y decadencia para retomar su poder sobre los otros.

He hecho un experimento. Busqué a mi gran amigo el periodista Alberto Pelaez y comparé con él las elecciones y los políticos que compiten en los próximos comicios en México y España y de ahí sacamos un jugo posmoderno para grabar el siguiente Podcast en Video. Esto es para ustedes.

Recomendación del día
Únete a InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.