El marketing sexy

1536

Mis queridos lectores, ¿Que pensaron al leer la palabra “sexy” ?

Seguro se imaginaron algo que tuviera que ver con marketing para lencería, maquillaje, ropa coqueta, un gimnasio para tener un cuerpo atlético de Dios del Olimpo, entre otras cosas.

La simple palabra sexy te remite de inmediato a algo sensual. Sin embargo, también podemos relacionar esta palabra con algo sumamente atractivo e irresistible.

El Marketing Sexy va mucho más allá de pensar en todo lo que describí al inicio y que muchos de ustedes pudieron imaginarse.

Este concepto atrapo mi atención  en el año 2015, cuando en un evento deportivo un colega italiano visitó México y conversamos sobre una de nuestras pasiones: El Marketing y todo lo que lo rodea, llegamos a un punto en el que coincidimos en que las empresas se acostumbran a hacer un marketing que en determinado momento olvida recordar al cliente lo atractiva que puede ser una marca y todo lo que puede ofrecer al público objetivo. Es decir, se olvidan de seguir conquistando al cliente. Pero en el marketing como en todo, no puedes dar nada por hecho, todo está en constante movimiento y se requiere de una disciplina de trabajo continuo para evolucionar junto con nuestros socios de negocios, mantener su lealtad y lograr sumar a la compañía nuevos socios.

Existe una profunda necesidad de reinventar el marketing respetando las bases y principios básicos y a la vez aprovechar las nuevas tendencias de marketing digital para completar la estrategia y tener un mayor alcance. 

Aldo, mi colega y amigo, había experimentado  (al igual que yo), que en la compañía en qué trabaja y en algunas otras, existen lineamientos de marketing bastante rígidos y a eso le sumaba que en ocasiones el producto que venden es intangible, como por ejemplo un software o servicio. 

En estos casos las opciones para hacer un marketing diferente y con mejores resultados,  es un verdadero reto, y de pronto me hizo la inesperada pregunta: ¿Cómo podemos hacer que el marketing de una empresa de software o servicios o de cualquier otra industria sea sexy?

En una ocasión leí esta frase que tiene mucho que ver con el tema en cuestión:

“No existe nada más sexy que una conversación inteligente”

Si traducimos esta frase al terreno del Marketing, estamos llegando a la palabra diálogo.

El diálogo es su definición pura es: “Platica entre dos o más personas, que alternativamente manifiestan sus ideas.”

Dicho esto, el primer paso para hacer un Marketing Sexy es generar un diálogo inteligente con nuestros clientes. 

¿Cómo debería ser un diálogo inteligente de Marketing? 

Lo primero es saber escuchar. Cuando te detienes y escuchas con atención puedes conocer a detalle las diferentes necesidades del cliente, incluso algunas que no se habían detectado. Quizá algún problema que no se ha resuelto o  en algunas ocasiones para nuestra sorpresa, algunos clientes desconocen el portafolio completo de productos y servicios con el que cuenta la empresa y que se encuentra a su total disposición. 

Después de saber escuchar y detectar necesidades, la siguiente etapa es definir los pasos para hacer un Marketing Sexy, estos pasos nacieron de mi conversación con Aldo y se los comparto: 

1. Establecer un diálogo. Este debe ser abierto con el cliente interno y externo, debe ser personal uno a uno,  haciendo una sesión o focus group para obtener la información objetiva que nos mostrará las necesidades a las que se les ha dejado de prestar atención. Recuerden que este diálogo debe estar orientado a escuchar y no a debatir.

2. Generar un plan de acción. Aquí se definen las diferentes actividades y acciones que ayuden a la empresa a solucionar ese distanciamiento que hubo durante la ausencia de diálogo. 

3. Comunicar. La mejor forma de que nuestra audiencia objetivo se entere de lo atractiva que es una marca en los productos o servicios que ofrece, es contando historias exitosas, el conocido storytelling, en mi experiencia los que mejor cuentan estas historias son los clientes satisfechos porque imprimen el entusiasmo de una experiencia positiva y los beneficios obtenidos al ser cliente de la marca. 

4. Facilitar información.  Todos sabemos que la información es poder, debemos empoderar a nuestros clientes con  información relevante sobre nuestros productos y servicios, sobre los beneficios para su empresa, el soporte de post-venta, herramientas comerciales y de marketing y las últimas noticias sobre la actualización de nuestros productos.  Esto podemos hacerlo por diferentes canales de comunicación, como email marketing, sesiones de entrenamiento en vivo y via web, infografias  y guías rápidas de bolsillo con los conceptos básicos. 

5.  Resaltar los reconocimientos. Dar a conocer los reconocimientos y premios recibidos por una empresa, es una forma de dar confianza a nuestros clientes de que están en las mejores manos.  Pruebas de calidad, reconocimiento a la innovación, campañas creativas premiadas como en Los premios internacionales Cannes Lions, premios al producto preferido por los clientes sobre la competencia, son formas de decir al cliente que la empresa se preocupa por dar lo mejor de sí y de siempre ser la mejor versión de sí misma para ellos. 

6. Tomar riesgos. Dicen que el que no arriesga no gana, estamos en un momento en el que las marcas pueden estar omnipresentes, seamos voceros de nuestra marca, utilicemos nuestros propios recursos y hagamos alianzas, hagamos nuestro canal informativo, acudamos a los medios on line y off line. Atrévanse a hacer cosas que no han hecho. 

Renovemos nuestra imagen de marca, quizá cambiemos a un nuevo Logo que muestre una marca renovada, contemporánea y abierta al diálogo. Participemos en campañas y programas de radio bien estudiados de acuerdo al Target que nos interesa atraer, es mejor estar, ser visto y escuchado con contenidos bien estructurados, que muestren una parte atractiva de lo que es nuestra marca y que a la vez deje a nuestra audiencia con curiosidad de saber más!

Como podrán darse cuenta, hacer un Marketing Sexy, es más sencillo de lo que todos piensan. Es mostrar las cualidades, las ventajas, los beneficios, una imagen atractiva, un contenido relevante de nuestra marca. 

Esto es algo que conquistara a clientes que no nos conocen y reconquistara a nuestros clientes actuales y hará nuestra marca simplemente irresistible. 

Recuerden que cuando estamos convencidos y seguros de las cualidades de nuestra marca lo proyectamos en las acciones de marketing y eso lo percibe nuestra audiencia.

Por eso en esta ocasión voy a cerrar mi columna con el título de la canción del dúo LMFAO adaptado a marketing y que queda perfecto para un viernes: 

Marketing is Sexy, and it knows it !!!

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL