En México, se observan cambios notables en el desarrollo de estrategias de Responsabilidad Social Corporativa (RSC), las cuales están dirigidas a fortalecer las acciones a favor de el cambio climático, la eficiencia energética, sustentabilidad, entre otras causas.

KPMG México en su estudio Desarrollo Sostenible en México 2018, subraya la importancia de agregar valor al futuro a través de acciones sostenibles, que busquen conservar o incrementar el valor de los recursos. Sin embargo, en nuestro país es un tema en el que se necesita seguir trabajando. Según la fuente, 65 por ciento de las empresas mexicanas observan un nivel bajo de sustentabilidad. De modo que es necesario desarrollar nuevas cadenas de valor para su consolidación.

La economía circular es uno de los conceptos económicos que está cobrando una mayor relevancia en las compañías de todo el mundo. En la práctica, requiere de una visión de ciclo de vida de los recursos para identificar las aplicaciones que generen un valor añadido.

Corona, por ejemplo, lanzó vasos compostables, emanados de la fécula del maíz, un bioplástico que consume menos agua y energía que el PET, que hace al vaso más ecológico desde el proceso de fabricación.

El lanzamiento se realizó en el Corona Capital, que se realizó por primera vez en Guadalajara, en el cual se ofrecieron más de 70 mil vasos con esa tecnología.

De igual manera, Heineken México, decidió sustituir los vasos de plástico que utiliza en sus conciertos, por vasos elaborados con cascarilla de cebada. Un residuo del proceso de elaboración de la cerveza. De acuerdo con datos de la propia compañía, al utilizar la biomasa de cascarilla de cebada se dejará de utilizar alrededor de 10 mil kilogramos de plástico.

El vaso se lanzó durante el Festival Vive Latino 2018. Sin embargo, la iniciativa se replicará en los festivales de la marca, con la finalidad de que a mediano plazo se logre una transición total de plástico a cascarilla de cebada.

Finalmente, Kantar Millward Brown en su estudio Brandz – Top 100 most valuable global brands 2017, muestra el valor de marca de las principales marcas de cerveza en todo el mundo. En 2017, Budweiser ocupó el primer lugar del ranking con un valor de marca mundial estimado de 15 mil millones de dólares. Seguido de Bud Light con 11.9 MMDD, Heineken, 10.8 MMDD; Stella Artois, 9.9 MMDD; Skol, 8.1 MMDD; Corona, 8.1 MMDD; Brahma, 4.3 MMDD; Guinness, 4 MMDD; Aguila, 3.8 MMDD y Coors Light con 3.5 MMDD.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL