Con la finalidad de que compañías estadounidenses no utilicen equipos de telecomunicaciones fabricados por empresas que representan un riesgo para la seguridad nacional, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmaría esta semana un decreto para prohibir que empresas hagan negocios con la compañía china, Huawei.

De acuerdo con el gobierno estadounidense, los equipos de Huawei Technologies, podrían ser utilizados por el estado chino para actividades de espionaje. Asimismo, se ha presionado a otros países para que las empresas no utilicen equipos de Huawei, principalmente en el red 5G. En agosto, Donald Trump firmó un proyecto de ley que prohíbe al gobierno de Estados Unidos usar equipos de Huawei y ZTE Corp. 

A finales de 2018, Nueva Zelanda fue uno de los países que se sumó al bloqueo de Huawei, debido a preocupaciones de seguridad nacional. Asimismo Australia, Japón y Taiwán, son otros países que decidieron prohibir el uso de productos de la compañía china.

La principal preocupación de varios gobiernos es que Pekín obligue a compañías como Huawei a apoyar a las autoridades para tener acceso a secretos industriales y otra forma de información confidencial. 

A nivel mundial, Huawei se encuentra bien posicionado. Datos de Counterpoint Research, muestran la evolución del número de unidades de teléfonos inteligentes enviadas a nivel mundial por la empresa Huawei entre 2011 y 2018. Durante ese periodo, la distribución y venta de smartphones de esta compañía de origen chino aumentó de forma considerable pasando de 20 millones de unidades vendidas en 2011 a más de 200 millones en 2018.

  • 2011 – 20 millones de unidades
  • 2012 – 32 millones de unidades
  • 2013 – 52 millones de unidades 
  • 2014 – 75 millones de unidades
  • 2015 – 108 millones de unidades
  • 2016 – 139 millones de unidades
  • 2017 – 153.1 millones de unidades 
  • 2018 – 205.3 millones de unidades

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL