He de confesar que soy una adicta de los significados. Necesito tener en mi acervo personal la definición de muchos de los términos simplificados relacionados con la publicidad y anexos. Así, comienzo por la definición de OTC, por sus siglas en Inglés: Over the counter.

Más artículos de Erika Fonseca:
Diseñando para niños
Las tendencias en color 2013

Tal vez el término per sé, no diga nada, pero OTC se refiere a todos los productos farmacéuticos que se venden sin receta médica, es decir, en mostrador. La variedad es muy amplia y todos los productos deben de pasar por un sin fin de regulaciones que dependerán de la categoría y el segmento al que pertenecen. De hecho, hasta la publicidad digital debe de pasar por procesos de aprobación.

Dentro de esta categoría se encuentra todo aquello que pueden encontrar en los mostradores de farmacia, que son de libre consumo, pero que están tremendamente reglamentados; aquí se encuentran aspirinas, alimentos para bebés, pastillas para los diferentes dolores, tés, productos relacionados con herbolaria, productos para alimentación con proteínas, batidos, etc.

Con esta perspectiva, para generar productos de diseño relacionados con una OTC es necesario respetar ciertos lineamientos de diseño y producción a los que generalmente no estamos acostumbrados. Para no tener errores, hay que tomar algunas precauciones y tener características precisas antes de diseñar.

1.- NOM. Antes de comenzar a diseñar, es bueno tener toda la información pertinente de la categoría y sus reglamentaciones y legislaciones vigentes. Un empaque hecho en 2002 no tiene nada que ver con las actualizaciones de hoy. Esta información servirá para saber los tamaños mínimos de tipografía, conocer las leyendas que tienen que ir en el empaque o producto de diseño, los lineamientos de impresión, etcétera, sino comenzamos por estos aspectos, al final puede haber un sin fin de errores que darán como resultado un producto de diseño con muchos parches y poca planeación.
2.- Legislación y leyendas aplicables según la categoría. Dependiendo del producto, hay que consultar qué leyendas, contenidos, y formatos necesitamos incluir. No es lo mismo incluir leyendas para un OTC que será consumido por niños, que algún producto para adultos. Esto es súper importante por que si no se cumplen, podemos perder toda la producción por errores pequeños pero muy importantes.
3.- Brand Book o manual corporativo de marca. Antes de querer implementar cualquier cosa, es importante que tomemos en cuenta los lineamientos que tiene previamente establecidos la marca. Ya sea un manual de imagen o corporativo es importante tener en cuenta lo que la marca permite o no.

Ahora sí, después de tener todo el panorama y tener muy clara la estrategia de comunicación y marketing, entonces sí, a darle rienda suelta a la creatividad para poder entregar un buen producto de diseño acorde a los requerimientos solicitados.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL