Llega noviembre y yo verdaderamente siento que el año se me fué. Tal vez sea por que ya está lista la época navideña y, por si fuera poco, los villancicos ya suenan en las tiendas.

Más artículos de Erika Fonseca:
Diseño Multidisciplinario: trabajo en equipo
Empaque: determinante en la decisión de compra

Prácticamente estamos comenzando con los proyectos para el próximo año y es hora de revisar las tendencias para estar al día y comenzar el 2013 con el pie derecho.

Las tendencias de color son muy importantes. Nos darán noción del sentimiento, la profundidad y la capacidad para utilizar paletas y combinaciones que estén no solo adhoc a la época del año, sino que además nos sintonicen con el entorno, la cultura y, si está bien manejado, puede ser un elemento significativo para incentivar las ventas. Al final del día, de eso se trata el diseño y el marketing. ¿O no?

El próximo año, para primavera, vienen los colores sin intensidad. Siempre he creído que los tonos nos darán noción de la “temperatura” de la evolución de la sociedad. Si lo cruzamos con la significación semiótica, también hay que analizar la profundidad del color en cuanto a los tonos: tonalidades poco profundas, con intensidad moderada y contrastes no tan marcados nos hablan de una sensación de tranquilidad en el ambiente, aunque el único color que predomina es el rojo intenso y encendido tipo “Malboro”. La intensidad entonces estará dada por sentimientos profundos, vínculos intensos y destellos de luz que enmarcan los colores a partir de las combinaciones, las retículas, los estampados y las formas que vienen para filtrar el mundo de la moda.

Lo que resalta es el regreso del azul marino para la temporada de primavera y el uso del verde.

Así, entonces: los colores que vienen para la próxima primavera es la paleta de color formada por los pantones:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL