Por primera vez en la historia una compañía se declaró culpable de una conducta criminal. Volkswagen, el fabricante de automóviles con sede en Wolfsburgo, Alemania, se declaró culpable de los delitos por fraude a propietarios de sus autos, daños causados al medio ambiente y de obstaculizar a la justicia en Estados Unidos en el reconocimiento de sus motores alterados.

El abogado general de Volkswagen Manfred Doess, asumió la culpabilidad en representación de la compañía, quien además estaba autorizado por la dirección de la compañía para hacerlo, durante la audiencia en la Corte de Distrito en Detroit.

Datos de Statista señalan que la compañía vendió en todo el mundo 10.3 millones de vehículos en 2016. Además, en 2014 produjo alrededor de 10.2 millones de vehículos a nivel mundial.

De igual manera, los datos indican que en Estados Unidos se vendieron 39,112 vehículos durante febrero de 2017.

La conspiración de Volkswagen

De acuerdo a la propia compañía, conspiró para defraudar a centenares de miles de personas en Estados Unidos, con el objetivo de ocultar que sus vehículos estaban manipulados ante las pruebas de emisiones ordenadas por la Agencia de Protección Ambiental y las autoridades del estado de California, según las cuales son delitos muy graves.

Esta medida permitió a la compañía pasar pruebas de emociones de gases por un periodo de seis años, superando hasta en 40 veces el límite de contaminación legalmente establecido.

Por tal motivo, la compañía aceptó pagar 23,000 millones de dólares en Estados Unidos, en particular para indemnizar a unos 600,000 propietarios de autos y reparar los daños causados al medio ambiente por sus motores diesel.

Al respecto, la compañía dijo: “lamentamos profundamente el comportamiento que llevó a la crisis del diesel. Los acuerdos que hemos firmado con las autoridades estadounidenses reflejan nuestra decisión de hacer frente a los fraudes, que están en oposición a los valores más caros de Volkswagen”, informó Volkswagen en un comunicado.

Después de esta declaración, el precio de las acciones de Volkswagen en Alemania bajaron.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL