A mediados de noviembre del año pasado el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai), impuso multas a empresas en México que han hecho mal uso de los datos personales de sus usuarios, de 2012 a octubre de 2016, sumando la cantidad de 263 millones de pesos.

Más allá del pago de multa millonarias impuestas por autoridades encargadas de resguardar nuestros datos personales, cuando una compañía hace uso indebido de nuestros datos personales, es decir, los vende a otras empresas o marcas, la información que brindamos en sitios web y redes sociales se transforman en moneda de cambio, datos que resultan ser valiosos y sirven como base para el desarrollo de estrategias de marketing que más tarde serán visible para el consumidor.

Hoy en día ya no es sorpresa que, cada vez que entramos a nuestro correo electrónico encontremos emails de marcas que nos hacen llegar promociones o contenido publicitario provenientes de direcciones electrónicas que no nos son familiares.

Que esto suceda recurrentemente se debe a una razón: venta de nuestros datos personales, y es que este tipo de información muchas veces es empleada para hacer llegar publicidad y contenido que busca motivar una compra, incluso cuando no hemos dado nuestros datos a dichas empresas o marcas.

¿Simple juego o moneda de cambio en redes sociales?

Hace unos días comenzó a circular el juego ¿A qué famoso te pareces?, una dinámica en Facebook que tiene, como propósito visible, hacerle saber al usuario con qué artista guarda ciertas similitudes físicas.

Lo interesante de esta dinámica es que, para tener acceso, hay que proporcionar ciertos datos personales, de los que no se hace mención sobre el uso que se les dará, luego de ingresar a la dinámica.

Cada vez que alguien se entera de a qué famoso se parece, el contenido resultante nos remite a la dirección de Vonvon, empresa surcoreana que ofrece juegos similares a los usuarios.

Dicha empresa expresó que la finalidad del mencionado juego es recabar información sobre los usuarios para identificar aficiones y gustos que les den ideas para crear contenido atractivo, pero nunca para vender dichos datos personales.

De acuerdo con la compañía, los datos los usan para detectar las aficiones y gustos de usuarios y así generar más contenido atractivo. aparentemente no hay una empresa adicional atrás, pero en cuanto al aviso de privacidad de Vonvon, los términos parecen no quedar muy claros.

Datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), a finales de 2016, 9 de cada 10 mexicanos aceptó sentirse preocupados por el manejo de su información personal, mientras que un 89.4 por ciento aseguró que ha proporcionado datos confidenciales por medio de redes sociales, un alto porcentaje que puede poner en riesgo la privacidad de los usuarios de Facebook, Twitter, Instagram y otras plataformas de social media.

Puede ser que los juegos o dinámicas que surgen en redes sociales, a primera vista, no parezcan otra cosas que simples estrategias para interactuar, pero antes de proporcionar cualquier dato personal, debemos pensar dos veces antes de hacerlo. De no ser así, no debe extrañarte si un día recibes emails con contenido publicitario recurrente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL