¿Cuánto vale tu servicio?

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Cuando le he preguntado a alguien el motivo por el cual ha adquirido un determinado producto o servicio, me ha sorprendido que el precio casi siempre ha pasado a segundo término.

Cuando le he preguntado a alguien el motivo por el cual ha adquirido un determinado producto o servicio, me ha sorprendido que el precio casi siempre ha pasado a segundo término. El servicio, en cambió, es una constante para comprar y recomprar un bien. Más allá, es el eslabón entre la primera adquisición y la fidelidad de marca.

Más columnas de Jaime Torres:
Uber vs. Taxis: ¿Quién gana en el campo de la comunicación?
Del Horror al Fervor
La Promesa Básica
5 principios obligatorios para Mobile Marketing

Esto me vino a la mente una vez más, la semana pasada, cuando escribí la columna sobre la contienda en el ámbito de la comunicación entre Uber y los taxistas. La mayor parte de las opiniones que escuché, fundamentaron la preferencia por Uber, debido a un excelente servicio y seguridad. El precio, está en segundo término, como dirían los investigadores de mercados: casi nunca aparece como “primera mención” o aparece sólo en las menciones “ayudadas”.

Pero lejos de elegir un automóvil, un seguro o un banco por el servicio que nos puedan dar a lo largo del tiempo, el rubro “servicio” está en prácticamente cualquier bien que ofrezcamos. Incluso, y con mucho mayor importancia, en los servicios que puede ofrecer una agencia de comunicación BTL o un profesional de mercadotecnia.

El costo es prostituido, degradado, inflado o igualado. El servicio es más complejo y requiere forzosamente de un conocimiento y experiencia detrás. ¿A qué me refiero? Una agencia de BTL o Comunicación “patito” o creada por gente sin preparación ni experiencia en la apasionante industria de la mercadotecnia y la comunicación, difícilmente sabrá qué tipo de servicio esperan sus clientes, menos aún cómo superar sus expectativas, por más que trate de mostrar una excelente actitud.

Con esto, me refiero también a que el Servicio es una ventaja que no todo el mundo puede ofrecer, tiene un valor y es determinante cuando elegimos a un proveedor.

Es fundamental también para crear una relación a largo plazo, algo que difícilmente el precio puede conseguir, es frágil y quebradizo.

Pero, ¿cuánto vale tu servicio? Si es muy bueno, mucho. Tanto, que quienes lo pagan, lo hacen por muchos años, genera además nuevos clientes (recomendados) y establece una fuerte fidelidad que no es tan quebrantable como el precio. Así que para medirlo, tendrías que considerar los ingresos generados por clientes que te contratan o “compran tu servicio” más de una vez.

Si es malo, valdrá una bicoca, una sola compra quizá. Anque a largo plazo te costará más, convirtiendo clientes potenciales en detractores.

Populares

Únete a InformaBTL

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de InformaBTL

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.