Una de las cosas que más sorprenden cuando viajas a países como Estados Unidos es la sorprendente cantidad de malls y el enorme espacio que poseen.

En Minnesota, el llamado Mall of America es el más visitado del mundo con 40 millones de visitantes anuales y una extensión de 4.2 millones de metros cuadrados. Este mall cuenta con un parque de diversiones, acuario, simuladores de vuelo, más de 50 restaurantes, alrededor de 520 tiendas e inclusive una capilla para realizar bodas.

En Latinoamérica, de acuerdo con Jorge Lizán, director general de Lizan Retail Advisors (LRA), los centros comerciales más importantes de la región son los siguientes:

  • Costanera Center (Santiago de Chile, Chile) cuenta con una área de 132,404 metros cuadrados y 316 locales comerciales.
  • Alto Palermo (Buenos Aires, Argentina) con poco más de 65 mil metros cuadrados en tres niveles y 145 espacios comerciales.
  • Ventura Mall (Santa Cruz de la Sierra, Bolivia) con una superficie total de 100 mil metros cuadrados y 40 mil de construcción. Cuenta con 156 locales comerciales en cuatro plantas.
  • JK Iguatemi (São Paulo, Brasil) cuenta con 36 mil metros cuadrados.
  • Centro Comercial Andino (Bogotá, Colombia) cuenta con 230 locales comerciales en 4 niveles y es el mejor mall de ese país.
  • Multiplaza Escazú y Multiplaza Curridabat (Santa José, Costa Rica) son centros comerciales con 140 mil metros cuadrados. El Escazú cuenta con 365 locales  comerciales.
  • Quicentro Shopping (Quito, Ecuador) cuenta con un área construida de 98,141 metros cuadrados y 210 locales comerciales.
  • La Gran Vía (San Salvador, El Salvador) es un mall de 88 mil metros cuadrados y cuenta con 98 locales comerciales en dos niveles.
  • Oakland Mall (Ciudad de Guatemala, Guatemala) cuenta con 140 mil metros cuadrados de construcción y 213 tiendas repartidas en cuatro niveles.
  • City Mall SPS (San Pedro Sula, Honduras) tiene una extensión total construida de 120 mil metros cuadrados.
  • Galerías Santo Domingo (Managua, Nicaragua) tiene 130 establecimientos comerciales en una extensión de 73 mil metros cuadrados.
  • Albrook Mall (Ciudad de Panamá, Panamá) es el sitio adecuado para el shopping tourism, ya que cuenta con más de 250 mil metros cuadrados y 525 tiendas.
  • Plaza Las Américas (San Juan, Puerto Rico) tiene una extensión de 167,225 metros cuadrados con más de 300 comercios.
  • Sambil Caracas (Caracas, Venezuela) es el más grande del país con 250 mil metros cuadrados de extensión y más de 800 lugares comerciales en cinco plantas.

En México, los malls más grandes en extensión son Antea Lifestyle Center que se encuentra en Querétaro con una superficie de 271 mil metros cuadrados, Toreo Parque Central y Centro Comercial Santa Fe con 70 mil metros cuadrados cada uno. Los tres lejos de los 4.2 millones de metros cuadrados del Mall of America.

Toreo Parque Central
Toreo Parque Central – foto de francerobert2001, en Flickr

Al cierre del 2015, según el último estudio del Grupo de Inteligencia de Mercado del ICSC para América Latina, México tenía una área comercial de 16.9 metros cuadrados por cada 100 habitantes, lejos de los 214 metros que se alcanzan en el vecino del norte. Sin embargo, la crisis del brick and mortar retail en Estados Unidos, que ha hecho cerrar a más de 6,300 tiendas en lo que va del año, hace pensar en la extensión como factor determinante para la supervivencia del retail físico.

Los 216 metros cuadrados por cada 100 habitantes en Estados Unidos parecen ser un exceso. Cada vez los retailers están apostando por formatos más pequeños, interactivos y llenos de tecnología.

Nordstrom, por ejemplo, acaba de inaugurar una tienda concepto enfocada en el servicio al cliente. Esta sucursal, ubicada en el 8401 de Melrose Place, Los Ángeles, es de apenas de 278 metros cuadrados. Funcionará como showroom, no tendrá un inventario dedicado, sino funcionará como enlace para conocer los gustos de los consumidores. Una vez que la prenda sea del agrado del cliente y la compre, se enviará al domicilio deseado. En todo momento habrá empleados de Nordstrom que funcionarán como concierges.

Debido a los grandes cambios que está sufriendo el sector retail, las marcas deben apostar por formatos más pequeños, con gran cuidado en la atención al cliente, velocidad del servicio, conveniencia y experiencia.