• La crisis del coronavirus tuvo muchos efectos en el sector empresarial, desató una crisis económica sin precedentes que ya supera a la crisis del 2007. Según el Fondo Monetario Internacional, no ese veía una crisis similar desde la Gran Recesión.

  • Sin embargo esta desaceleración no parece estar cerca de terminar y con esto las empresas están en un estado de vulnerabilidad.

  • Ante este panorama la pregunta sin resolver para las empresas es, ¿cuál deberían ser la estrategia para salir de la crisis? ¿Cómo recuperar los activos de la empresa de manera más rápida?

La crisis del coronavirus tuvo muchos efectos en el sector empresarial, desató una crisis económica sin precedentes que ya supera a la crisis del 2007. Según el Fondo Monetario Internacional, no ese veía una crisis similar desde la Gran Depresión.

Sin embargo esta desaceleración no parece estar cerca de terminar y con esto las empresas están en un estado de vulnerabilidad, ahora el siguiente paso para muchas es ubicar y saber cuál puede ser la mejor opción para salir de la crisis económica.

La presente crisis también marca un punto de inflexión para las empresas, representa un cambio importante a nivel de estrategia y es muy poco probable que el mundo que conocíamos vuelva a ser el mismo.

Ante este panorama la pregunta sin resolver para las empresas es, ¿cuál deberían ser la estrategia para salir de la crisis? ¿Cómo recuperar los activos de la empresa de manera más rápida?

Algunas respuestas

La respuesta a la pregunta es complicada, existen muchos matices y múltiples opciones. Un estudio de Harvard Business Review puede presentarse como un faro en medio del naufragios. Este análisis parte de la revisión del actuar de las empresas durante las ultimas tres recesiones mundiales: La crisis de 1980, a desaceleración de 1990 y la caída del 200. A partir de estos procesos económicos se encuestó a 4,700 empresas públicas, obteniendo algunos datos sobre cómo actuaron las empresas y los resultados consecuentes.

De acuerdo a este análisis el 17 por ciento de las empresas encuestadas no sobrevivieron a la crisis. Se declararon en bancarrota, o fueron compradas por otras empresas. El 80 por ciento mantuvieron una recuperación dolorosamente lenta.

Algunos resultados

De acuerdo a este estudio las empresas que reducen los costos más rápido y de manera más profunda no siempre prospera, según el estudio tiene una probabilidad del 21 por ciento. Las empresas que invierten audazmente, más que su competencia, durante la recesión tampoco les va mejor, solo tienen el 26 por ciento de posibilidades de convertirse en empresa lideres del sector después de la recesión. El 85 por ciento de las empresas que mantenían un ritmo de crecimiento y que entraron en recesión son incapaces de mantener el impulso, al final son derribadas por el mal momento.

También puedes leer:

Las conclusiones de este estudio es que las empresas deben mantenerse en un punto medio, entre tener una posición defensiva y fenicia, solo siendo equilibrados se tienen un mayor probabilidad, el 37 por ciento, de separarse de las demás empresas. Se deben  reducir los costos de manera selectiva al enfocarse más en la eficiencia operativa. Incluso en las inversiones se debe ser integral y selectivo.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL