• De acuerdo con proyecciones realizadas por el Banco Mundial, se estima que el PIB de Latinoamérica caerá un 4.6 por ciento a causa de la pandemia.

  • Según datos del Bank Of America, México podría perder hasta el 8 por ciento de su PIB por el COVID19.

  • Hasta el primero de abril, los casos por coronavirus en la región sumaban más de 20,000, según información de la OMS.

Como bien lo indica la etimología de su nombre, la pandemia hace referencia a la enfermedad que se ha extendido por prácticamente todo el mundo. En este sentido, el coronavirus COVID19 ha sido declarado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una emergencia sanitaria global, cuyo principal daño colateral lo encontramos en la economía. En el caso específico de Latinoamérica, según proyecciones realizadas por el Banco Mundial, este virus podría infectar su desarrollo económico, de tal modo que pierda en el 4.6 por ciento de su  Producto Interno Bruto (PIB).

Según datos del Banco Mundial, la recesión en Latinoamérica será generalizada, con excepción de dos naciones República Dominicana y Guyana (las cuales probablemente se mantengan al margen con un cero por ciento), donde las naciones más afectadas y que mayores pérdidas implicarán son México, que vería desaparecer un 6 por ciento de su PIB (por debajo del 8 por ciento que mencionó el Bank of America), Argentina, que perdería un 5.2 por ciento, y finalmente Brasil, con un 5 por ciento.

Colombia (-2 por ciento), Chile (-3 por ciento), Perú (-4.7 por ciento), Panamá (-2 por ciento) y Uruguay (-2.7 por ciento) son otros de los países que podrían entrar en recesión a causa del coronavirus, en gran medida por la caída en el turismo que experimentarán muchas de las naciones de Latinoamérica, sector que se ha visto afectado por las restricciones que hay para mantener el distanciamiento social, como al cierre de fronteras.

Otro de los factores que golpeará seriamente a la economía de Latinoamérica es el incremento en la oferta. Si consideramos que buena parte de los países de la región son exportadores, muchos de ellos están a expensas de países como Estados Unidos y China, quienes compran materia prima, pero que también se han visto doblegados por la pandemia.

Para hacer frente en términos económicos a la pandemia, los países de Latinoamérica tendrá que generar acciones a gran escala, las cuales no sólo sean coherentes sino que también estén adecuadamente dirigidas, como es el aumento en los programas sociales, según declaraciones del Banco Mundial. En este escenario, el principal reto de la región será apostar por mantener los empleos que ya se tienen.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL