En la actualidad, las plataformas digitales se encargan de recabar todos los datos que las empresas necesitan. Sin embargo, no basta con tener la información a la mano si no es posible su interpretación, por lo que surge la analítica de datos.

Esta herramienta de análisis, permite rescatar la información importante de entre toda una montaña de datos, con el fin de facilitar la toma de decisiones y agilizar la operatividad de las empresas.

Toda esta información, sirve para múltiples fines e incluso puede ser funcional para diferentes industrias. No obstante, tantos datos necesitan una categoría, por lo que la analítica de datos se fracciona en 4 tipos.

1. Analítica web

Este tipo de análisis se basa en los datos que se recaban por medio de los sitios oficiales de las organizaciones. La analítica web va más allá de las visitas y las tasas de rebote, también sirve para conocer las tasas de conversión, cantidad de interacciones y el ranking de páginas con el fin de dar valor cuantitativo a la información de relevancia.

2. Analítica social

Una herramienta que encuentra sus fundamentos en canales como el correo electrónico y la mensajería instantánea.

La analítica social permite integrar datos que no están estructurados con el fin de construir información de valor con respecto a los usuarios y sus comportamientos.

3. Analítica de sentimientos

Según los especialistas, en más del 50% de las ocasiones, los consumidores deciden comprar productos determinados impulsados por sus emociones, por lo que el análisis de sentimientos toma relevancia con el fin de descubrir estrategias que logren estimular sensorialmente a los clientes y el crecimiento de las ventas suceda.

4. Analítica de datos móviles

La analítica móvil se basa en la geolocalización a través de dispositivos móviles. Por medio de este análisis es posible generar estadísticas que permiten saben por qué un establecimiento o punto de venta se encuentra en tendencia.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL