El marketing de guerrilla es uno de los canales más interesantes con los que cuenta la mercadotecnia no convencional o below the line, como mejor se le conoce. El principal motivo es que las campañas que se generan con sus principios suelen ser muy llamativas por la alta carga creativa que implican. Sin embargo, es complicado realizar algo completamente innovador para que capte la atención del público. ¿Cómo se puede solucionar esto? A través del benchmarking, tema sobre el cual abordaremos algunos de los puntos más importantes en las siguientes líneas.

Si no se cuenta con tantas ideas en un determinado momento y se tiene que hacer una campaña, se puede revisar lo que han hecho otras marcas y agencias no para calcar su trabajo, sino más bien para encontrar inspiración y generar algo innovador para transmitir el me sabe que se quiere emitir a través del marketing de guerrilla.

Hay que prestar atención en este punto, pues, como ya se ha mencionado, este componente es fundamental a la hora de trabajar con este tipo de marketing.

El benchmarking también puede ser utilizado para optimizar campañas de marketing de guerrilla que ya se hayan realizado con anterioridad. Al revisar qué hemos hecho nosotros y qué es lo que ha hecho la competencia, se puede estudiar los casos con los que se cuenta, con la finalidad de determinar cuáles son los fallos que se pueden evitar y los aciertos que se tienen que adaptar mejorar las acciones de marketing que se toman.

A través del benchmarking es posible también conocer cuáles son las métricas que se tienen que contemplar al momento de realizar una campaña de marketing de guerrilla. De este modo, será mucho más sencillo llevar un control de la eficacia que tienen las acciones que se realizan para transmitir un mensaje de marca.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL