Según este estudio, en toda Europa, la restauración en los centros comerciales representa actualmente el 15% de la GLA total y predice que seguirá en aumento hasta alcanzar el 20% durante la próxima década.

La comida está reconocida como un ingrediente clave en el fomento del tiempo de permanencia en los centros comerciales. Las cifras muestran que los clientes que comen durante su estancia en el centro comercial permanecen un promedio de 27 minutos más en el centro y gastan un 18% más que los clientes que no comen en el propio centro comercial.

Gourmet Experience
Gourmet Experience


Dos son las tendencias que acreditan el auge del sector del Food&Drinks:

  • El crecimiento de la venta de productos gourmet.
  • La búsqueda de nuevas experiencias y formatos en bares y restaurantes.

En el caso de los productos gourmet, el consumidor desea obtener una experiencia de lujo con un producto básico.

Como ejemplo de nuevas experiencias nos encontramos con la alimentación híbrida, es decir, combinación de productos clásicos para crear algo nuevo. Un ejemplo de esta restauración la podemos encontrar en los restaurantes que ofrecen combinación de comida Japonesa, Peruana y Brasileña. Por otro lado, como ejemplo de producto híbrido podemos citar el “Crunkin” de Dunking Coffee, un cruce entre un donut y un croissant.

El informe de JLL también predice el aumento de operadores de comida asiática al incrementarse la demanda de este segmento sobre todo por los nuevos clientes procedentes de China y otros países asiáticos. En el caso concreto del Reino Unido, la reciente reducción de trámites para la obtención de visados por parte de los turistas chinos, tendrá como resultado un aumento de los viajares procedentes de ese país. Ippudo, una cadena de fideos japonesa, ha abierto recientemente una tienda en Londres, lo que refleja la creciente demanda de alimentos asiáticos en esa ciudad. No solo como respuesta a la demanda de la creciente población asiática sino también como respuesta a la demanda de comida sana por parte de una población local cada vez más preocupada por su salud.

De hecho, son varios los informes que apuntan que en la nueva era On Line, la gastronomía y la restauración serán el aglutinante social que dotará de nuevas experiencias al cliente. El aumento de las ventas “on line” implicará que los consumidores demandarán un mejor ocio y una mayor y mejor oferta de restauración en los centros comerciales. Será la diversidad en la oferta gastronómica y la mejora de la experiencia en su visita al centro lo que hará aumentar el tiempo de estancia y por consiguiente las ventas. Además, el resultado de este mix de experiencias dará al cliente una razón para volver. Esta tendencia está en claro aumento y ha de tenerse muy a la hora de planificar proyectos si quieren que éstos sean atractivos para los operadores y rentables para los propietarios del activo.

El concepto de centro “destino” cobra más fuerza que nunca ya que implicará disfrutar de experiencias en el centro comercial que el cliente nunca podrá obtener en la red. Quizás vayamos más hacia parques de atracciones/sensaciones con un centro comercial integrado o hacia resorts comerciales donde las compras físicas sean un complemento al ocio integrado.

En este sentido recomiendo echar un vistazo al West Edmonton Mall en Canadá, un mega centro comercial de 353.000 m2 de GLA con más de 800 tiendas, 100 restaurantes, dos hoteles, parque acuático, etc. Proyectos en los que confluyen los elementos mencionados anteriormente y sobre los que habrá que reflexionar para incorporar aquellos que permitan alcanzar nuestro objetivo de “experienciabilidad”.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL