Los trabajadores de Dubai ganan seis dólares al día y una llamada telefónica les cuesta un dólar por minuto, por lo que prefieren ahorrar ese dinero para cuando vayan a visitarlos, sabedores de esta situación, Coca-Cola creó unas cabinas telefónicas que en vez de dinero funcionaban con taparroscas.

Notas Relacionadas:
3 creativas campañas below the line de Netflix que atraparon la atención del target
Dos campañas below the line en las que Uber muestra su creatividad
Terrorífica acción below the line que sirvió para la película Actividad Paranormal

Esta campaña “Hello Happiness” generó engagement pues demostró que el slogan de Coca-Cola “Compartir la felicidad” realmente lo aplica en cada una de sus campañas sobre todo en aquellas que se basan en estrategias below the line.

Las cabinas fueron colocadas en zonas especificas de Dubai donde había establecimientos de trabajadores y aunque la principio no sabían que pensar de ellas, conforme fue pasando el tiempo los trabajadores aprovecharon sus taparroscas para hablar con sus seres queridos.

Cada tapa le daba a las personas tres minutos de tiempo libre y aunque esta acción fue desarrollada el año año pasado sigue siendo un claro ejemplo del porqué Coca-Cola es una lovemark.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL