Un producto en punto de venta tiene debe estar en constante movimiento, es decir, el desplazamiento del mismo debe entenderse como un objetivo de marketing.

Las actividades de promotoría son esenciales para que un producto gane posición en el lugar de venta. En ocasiones, esta actividad es más que suficiente para generar tráfico en un pasillo de un supermercado, pero más de una ocasión se necesitará contar con otras herramientas de apoyo para generar confianza en el consumidor, y así impulsar su compra.

Misael Torres, director de Be-Kind México, en entrevista con InformaBTL, dijo que una herramienta muy imporante en su estrategia de marketing en punto de venta, es el uso de embajadores de nutrición. Se trata de profesionales que están en determinados puntos de contacto con el consumidor, como gimnasios, escuelas, nutriólogos, y centros de yoga, por mencionar algunos.

“Durante las activaciones en el punto de venta el embajador se encuentra recomendando el producto, además de informar donde se encuentran nuestros puntos de venta. Esa es nuestra estrategia, y esa es la columna vertebral de nuestras activaciones de punto de venta.

Evidentemente va haber vamos a hacer campañas muy parecidas a lo que se hace en el mercado estadounidense. Por ejemplo, hay una campaña de flores en Estados Unidos que queremos traer a México, en donde simplemente se haga un acto de bondad regalándole una flor a una persona, pero probablemente regalemos una barrita, porque queremos que la gente pruebe el producto”, explicó.

El Departamento de Investigación de InformaBTL realizó un estudio sobre la Promotoría en México 2017, los resultados mostraron que generar un mayor posicionamiento en el anaquel es uno de los principales objetivos de las marcas en nuestro país. Es por eso que acciones como demostración, degustación y labor de venta son imprescindibles.

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL