El análisis del retorno sobre la inversión o ROI (por las siglas en inglés Return On Investment) del patrocinio de una marca representa realizar mediciones cualitativas y cuantitativas. 

Las marcas buscan tener presencia de manera relevante. Los números son importantes, por ejemplo, tres a uno, cuatro a uno, con la idea de llegar a las cifras más altas.

Expertos han señalado a InformaBTL que además de la calidad en los materiales, tiempos y costos competitivos, lo que buscan en sus proveedores (las agencias BTL) para sus eventos es que entiendan perfectamente a la marca y traduzcan la personalidad de la misma en la experiencia que se busca que el consumidor viva. 

En este sentido, las actividades BTL ya no son solamente acerca de branding y awareness, sino también se trata de entregar una experiencia de marca única que se quede en la mente de los consumidores. Este es otro factor decisivo en la evaluación de un patrocinio. 

En la evaluación del ROI se analizan métricas de costo por impacto, así como el consumo per cápita en los eventos, según expertos, con el propósito de tener una idea de qué tanta gente está recibiendo un mensaje o una experiencia de marca. 

A propósito, EventMB y Virtual Event Bags en su informe “The future of event sponsorship”, señalan que aumentar las ventas y la cuota de mercado deben ser uno de los principales objetivos de un patrocinio. Especialmente, para aquellas marcas de alimentos y bebidas, cuyo principal interés está en el servicio del producto durante el evento. 

Asimismo, la firma apunta que algunos de los KPIS más utilizados para evaluar un patrocinio son: las actitudes hacia la marca, actividad positiva en redes sociales, conocimiento del producto, conocimiento de la marca, venta de producto/servicio, respuesta al cliente, respuesta a promociones, contenido, exposición en medios y generación de leads

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL